El satélite equipara su ancho de banda con el cable

Hasta ahora, si hablábamos de conexiones a Internet vía satélite, sabíamos que nos estábamos refiriendo a velocidades inferiores a las de una conexión terrestre, ya sea esta de cobre o de fibra. Una época que ya forma parte del pasado.

Y los primeros que lo están disfrutando son los usuarios estadounidenses de la mano de Hughes, que hace unas semanas lanzó su nuevo servicio HughesNet Gen5 de conectividad vía satélite, el cual ofrece velocidades de descarga de 25 Mbps y de upload de 3 Mbps, definidas como banda ancha por la FCC, el organismo federal que regula las telecomunicaciones en Estados Unidos.

Disponible en todo el territorio continental de los Estados Unidos y partes clave de Alaska (parece que, por el momento, las islas Hawái se quedan fuera de cobertura), el servicio consta de paquetes que ofrecen entre 10 y 250 GB de tráfico mensual total a un número ilimitado de dispositivos, que podrán acceder al servicio a través de Wi-Fi.

El servicio ofrecido por Hughes también cuenta con salvaguardas que permiten ahorrar datos, como en el caso del Video Data Saver, una caché de vídeo que permitirá repetir los vídeos vistos recientemente sin tener que volver a descargarlos de la red.

La conectividad de banda ancha por satélite es útil en el desarrollo de la sociedad de la información y la Internet de las Cosas (IoT por sus siglas en inglés) en áreas rurales y remotas de difícil acceso, en las cuales es costoso y dificultoso tanto llevar la infraestructura de cable como su posterior mantenimiento.

La piedra angular que hace posible este nuevo servicio por satélite de alta velocidad es el satélite EchoStar XIX, el cual ofrece cobertura a todo el territorio continental de los Estados Unidos, además de partes de Canadá y Alaska por el norte, y México y otros países americanos por el sur.

Categorias: Internacional

Etiquetas: ,

Deja un comentario!