Análisis: dock Newertech Voyager S3 para discos SATA

Seguro que más de una vez te ha pasado que tienes varios discos duros “sueltos” y quieres montarte un sistema de copias de seguridad, o incluso de pruebas con otros sistemas operativos. Y entonces llega la duda: ¿compro cajas para cada uno de ellos? ¿o los voy cambiando a medida que los necesito? Opciones todas ellas que revisten cierta incomodidad.

Los docks externos para discos duros nos permiten conectar uno o varios (en el caso concreto del que examinamos, sólo uno a la vez, pero que podemos ir cambiando con mayor facilidad que una caja) discos duros pensados para ser utilizados internamente (montados en el interior del ordenador), de forma externa para llevar a cabo varios propósitos, como pueden ser el de backup o clonación de un disco existente.

Entre la oferta existente, Newertech (fabricante conocida por sus soluciones para dispositivos Apple) nos propone el Voyager S3.

¿Por qué Newertech? Por su solvencia; llevo varios años con una de sus baterías de sustitución para mi ya veterano MacBook pro de 2009, y que pese a que tengo un nuevo MacBook (para el cual dispongo también de un dock USB-C de otra marca del mismo grupo, OWC), mi viejo MacBook Pro todavía desempeña un rol en casa. La calidad de sus productos me gusta, y por lo tanto me decanto por la seguridad de lo que estoy convencido será un producto bien hecho.

Además, el precio (29,99 dólares) no es excesivo, y los dispositivos de este tipo que podemos encontrar con un precio inferior en tiendas “de dudosa procedencia” no inspiran mucha confianza para conectar algo tan vital como un disco duro.

Y antes de pasar a materia, un último detalle: este dock solo es válido para discos SATA, es decir, no os servirá para los discos IDE, pero puede utilizar tanto discos de sobremesa de 3,5″, como de formato portátil de 2,5″.

Presentación

La caja de cartón que lo contiene, muy orientada “al grano” y poco imaginativa, nos expone en un lateral los datos técnicos, y en la trasera una explicación de lo que es el producto y sus partes.

Una vez abierta la caja, nos encontramos con el dispositivo, un cable USB 3.0 (compatible con USB 2.0), el adaptador de corriente para el cual debemos suministrar el cable de conexión a la corriente, de tipo IEC-C7 (el típico de los radiocassettes de antaño), y un breve manual de usuario. Breve, más que nada, porque esta es una herramienta simple, y no es preciso adquirir muchos conocimientos para utilizarla.

El hecho de tener que suministrarle el cable eléctrico puede parecer un engorro, pero debemos contar que el dispositivo viene de los Estados Unidos, por lo que el fabricante se ahorra incluir un cable que no utilizaremos y que echaremos a la basura o almacenaremos en casa ocupando un sitio inútil.

Diseño

El dispositivo es básicamente una caja de un austero color negro, con el logotipo de Newertech en la parte frontal izquierda, y en la trasera los conectores de alimentación y USB, y el botón de arranque.

Vista drontal y superior del Newertech Voyager S3, en la cual podemos apreciar el botón de extracción del disco (en la parte superior delantera, en el centro), el espacio que aloja los LEDs de funcionamiento y lectura (parte superior a la derecha), la ranura para los discos y la tapa para los de 3,5"
Vista drontal y superior del Newertech Voyager S3, en la cual podemos apreciar el botón de extracción del disco (en la parte superior delantera, en el centro), el espacio que aloja los LEDs de funcionamiento y lectura (parte superior a la derecha), la ranura para los discos y la tapa para los de 3,5″

En su parte superior encontramos las ranuras para discos de 2,5 y 3,5 pulgadas, las luces LED de funcionamiento y lectura del disco, y el botón de extracción de la unidad.

Vista posterior, en la cual podemos apreciar los conectores USB y de corriente, así como el botón de encendido/apagado del dispositivo
Vista posterior, en la cual podemos apreciar los conectores USB y de corriente, así como el botón de encendido/apagado del dispositivo

Al respecto de las ranuras para los dos tamaños estándares de disco, el mismo espacio y conector es compartido por ambos tipos, y la ranura queda solamente tapada mediante una tapa de plástico abatible, en el área que rodea a la ranura para el disco de 2,5″ y que constituye el espacio que falta hasta llegar al tamaño del disco de 3,5″.

Cuando insertamos un disco de 2,5″, lo hacemos directamente a través de la ranura que queda abierta permanentemente para este tamaño de unidad, hasta notar que encaja en los conectores SATA que encontramos en la parte inferior.

Detalle de los conectores SATA a través de la ranura de 2,5". En primer término, la tapa protectora del espacio de 3,5"
Detalle de los conectores SATA a través de la ranura de 2,5″. En primer término, la tapa protectora del espacio de 3,5″

Si tenemos que conectar un disco de 3,5″, tendremos que abatir la tapa protectora para que quepa, y realizar la misma operación que antes hasta asegurarnos de que está bien conectado a los conectores SATA que se encuentran en la parte inferior del dispositivo.

El problema que le encuentro a este diseño es que al dejar la ranura para discos de 2,5″ permanentemente abierta, también la deja siempre expuesta al polvo, por lo que mi recomendación sería buscar algo para taparla mientras no la estemos utilizando, ya que si no, podría ensuciarse mucho.

Puesta en marcha

No hace falta la instalación de drivers en el sistema operativo del ordenador u ordenadores a los que vamos a conectar el dock Voyager S3, puesto que este se comportará como una unidad de almacenamiento masivo. Lo he probado con Mac OS X y GNU/Linux, y en ninguno de estos casos ha solicitado driver alguno.

La solución es, pues, de “conectar y listo” (plug&play), debiendo simplemente conectarlo a la alimentación eléctrica y al puerto USB del ordenador.

Funcionamiento

Este dock funciona de una forma extremadamente simple, prácticamente solo hay que tener dos cosas en mente: que esté apagado antes de colocar el disco a ser utilizado (mediante el botón que encontramos en su parte posterior, que controla su encendido), y que también lo esté cuando retiramos el disco ya que, en caso contrario, éste podría sufrir daños.

La forma de poner los discos es simple, y podríamos definirla como “por gravedad”: ubicar el disco con el conector SATA hacia abajo, acompañarlo para que encaje, y hacer un poco de fuerza (y solamente un poco) para que quede bien conectado.

Un disco duro de 2,5" insertado en la unidad y con una operación de E/S en marcha (observemos la luz LED azul que indica que el aparato está en funcionamiento, y la roja que significa lectura o escritura
Un disco duro de 2,5″ insertado en la unidad y con una operación de E/S en marcha (observemos la luz LED azul que indica que el aparato está en funcionamiento, y la roja que significa lectura o escritura

A partir de aquí, y una vez tengamos el disco colocado, podemos arrancar la unidad a través del botón trasero antes comentado, y conectarla al ordenador si no es que ya lo estaba (podemos arrancarla con el conector USB ya previamente conectado al ordenador).

Disco de 3,5". Podemos apreciar que no vemos la tapa protectora, abatida para dejar espacio al disco
Disco de 3,5″. Podemos apreciar que no vemos la tapa protectora, abatida para dejar espacio al disco

La velocidad de transferencia de datos es de hasta 6 Gbps, y en plena operación no da ninguna sensación de que sea inferior en rendimiento a una carcasa externa USB a la cual le hemos instalado un disco nuestro, o bien a una unidad externa que ya hemos comprado con carcasa y almacenamiento.

De hecho, no tiene motivo lógico para ofrecer un rendimiento menor, pero es relativamente fácil pensar que así puede ser.

¿Para qué tareas puede ser útil? Pues, por ejemplo, si hemos acumulado algunos discos duros fruto de uno o dos ordenadores que han dejado de funcionar, y queremos utilizarlos para hacer backups de forma alterna, o bien si tenemos discos duros llenos de películas…

En todo caso, la velocidad de transferencia (6 Gbps) permite equipararse a otras unidades externas en el mercado y que no notemos ninguna diferencia, incluso si utilizamos discos duros convencionales de 5.400 RPM, más lentos. Y esto último lo digo por experiencia, pues son de los que tengo en mayor cantidad…

La prueba definitiva ha sido utilizar el Voyager S3 para instalar un sistema operativo en un disco externo. En este caso, me he decantado por un Linux openSUSE 42.3 (la última versión disponible en el momento de realizar la prueba).

Lo que nos interesa a efectos prácticos es la factibilidad de instalar la distribución y arrancar el ordenador a través del Voyager S3 para utilizarlo como sistema operativo, así como la velocidad a la que todas estas tareas se realizan.

El ordenador que he utilizado para ello ha sido un HP que ya tiene sus años, con un microprocesador Core 2 Quad y 6 GB de memoria RAM, así como un disco interno de 400 GB, en el cual ya había instalado un Linux, concretamente un Ubuntu 17.10 que es mi sistema de trabajo diario. Como disco externo he utilizado una unidad de 2,5″ de 160 GB a 5.400 RPM rescatada hace ya tiempo de un portátil.

En lo que respecta a la instalación, realizada esta con la fuente de Linux en un pendrive USB (la imagen .ISO descargada de Internet) arrancando desde la misma unidad extraíble, no ha habido ningún problema en que reconociera el disco y permitiera particionarlo, formatearlo e instalar el sistema a una velocidad normal, exactamente como lo haría con una unidad interna, y sin tener que tocar para nada el sistema de ficheros del disco duro del ordenador.

A la hora de arrancar desde el Voyager S3 tampoco hay ningún problema; podemos configurar en la BIOS que arranque siempre desde esta unidad USB, o bien llamar al menú de inicialización cada vez que arrancamos el ordenador y queremos cargar un sistema operativo que no es el que la máquina va a buscar por defecto.

El dispositivo de Newertech sale listado con su nombre completo, facilitando su rápido reconocimiento en el menú por parte del usuario, y arrancando de forma normal si lo elegimos sin necesitar de ningún parámetro adicional.

Por lo que respecta a la velocidad, es completamente normal a nuestra percepción como usuarios; podemos trabajar con él como con el disco duro interno sin apreciar apenas ninguna diferencia por lo que respecta a la velocidad de ejecución.

Conclusión

El Voyager S3 de Newertech es un dock externo para discos duros o unidades SSD SATA que nos proporciona una gran versatilidad, y nos facilita en gran medida el trabajo si tenemos que lidiar por el motivo que sea con discos duros internos que debemos utilizar externamente.

Nos quita el trabajo de tener que estar abriendo una caja externa para cambiar el disco, y para ello nos facilita en gran medida la conexión y extracción del disco, sólo debiendo guardar unas medidas de seguridad mínima (la única, de hecho, conectar y desconectar el disco con la “caja” apagada, con buena lógica).

¿Es un dispositivo recomendable para todo el mundo? Sí, aunque no se hace necesario para todos los perfiles; la mayoría de nosotros tendremos suficiente con uno o dos discos externos a lo sumo para backups y guardar contenidos multimedia. pero si por algún motivo hemos almacenado unos cuantos discos SATA internos guardados en nuestros cajones, este dispositivo nos aporta una flexibilidad muy deseable.

Además, su precio es muy asequible para la tarea que lleva a cabo.

Algunas de las tareas para las que puedo recomendar el Voyager S3 son:

  • Realización de copias de seguridad (backups) alternando varios discos para una mayor seguridad
  • Trabajos de técnico informático o similar que impliquen la realización de operaciones como backups y exámenes de discos de clientes
  • Pruebas con sistemas operativos diversos
  • Sistemas con los datos divididos en varios discos, o incluso con el sistema en el disco externo (con posibilidad de rotar varios sistemas operativos), y los datos en el disco interno
  • Proyectos que hagamos en secreto o a horas y de los que no queramos tener rastro en nuestro sistema informático

Esto último es destacable, pues podemos disponer de varios discos, compartimentando proyectos según lo que necesitemos.

Cargando...

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que estás de acuerdo, pero puedes optar por no seguir si lo deseas. Aceptar Leer más