Latinoamérica cuenta con un 28% del espectro sugerido para 2020

0

Según informan desde 5G Americas, organización dedicada a la monitorización del desarrollo de la banda ancha y su evangelización en el sur y el centro del continente americano, los países de dicha área geográfica han alcanzado el presente año sin haber adjudicado ni la mitad del espectro recomendado por la UIT (Unión Internacional de Telecomunicaciones) para los servicios móviles.

En el informe Análisis de las recomendaciones de espectro de la UIT en América Latina 2018, 5G Americas indica que el incremento sostenido en la demanda de servicios de datos móviles y una mayor adopción de los smartphones, hacen necesarias políticas de identificación de espectro para nuevas licitaciones y agendas predecibles de adjudicación.

Pero la realidad administrativa de estos países ha ido mucho más despacio que lo sugerido en las recomendaciones de la entidad.

La falta de espectro suficiente para los servicios móviles no solamente limita el crecimiento de la industria de las telecomunicaciones, sino que también impacta negativamente en los usuarios y empresas que han adoptado las tecnologías móviles como medio de acceso a servicios e información sobre Internet, según apuntan.

En la región es común encontrar altas penetraciones de servicios móviles, medida entendida como el total de líneas celulares dividido entre la población total. El informe de 5G Americas antes mencionado encontró que, a finales de 2017, la penetración en Latinoamérica estaba sobre las 110 líneas por cada 100 habitantes, con mercados en donde se contabilizaban más de 140 líneas por cada 100 habitantes desde el cierre de 2017.

Este número superior de líneas que de habitantes se entiende al saber que muchas personas disponen de una línea personal y otra profesional, ya sea en celulares distintos o en el mismo celular (doble SIM).

De esta manera, una razón estratégica para asignar más espectro a los servicios de telecomunicaciones móviles radica en el crecimiento de los mercados móviles latinoamericanos. Como referencia, en el año 2000 se tenían a nivel regional alrededor de 60 millones de usuarios, cifra que ya superaba los 690 millones a finales de 2017.

Con las nuevas asignaciones de espectro, también se consigue promover el despliegue de nuevas redes basadas en tecnologías más novedosas y, por lo tanto, rápidas, mejorando las velocidades de carga y descarga y a su vez posibilitando nuevas funcionalidades y modelos de negocio.

La asignación de nuevo espectro se demuestra, así y para 5G Americas, como algo necesario para seguir progresando, considerando muy importante que las adjudicaciones sean llevadas a cabo de forma armonizada y organizada.

El principal obstáculo en todo este proceso es asegurar que las frecuencias concesionadas se encuentran libres de interferencias, es decir, que no sean utilizadas también por otros servicios de comunicaciones, como la televisión analógica o la digital terrestre.

Cargando...

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que estás de acuerdo, pero puedes optar por no seguir si lo deseas. Aceptar Leer más