Acelera Windows desactivando las animaciones del sistema

0

Un problema crónico del sistema operativo Microsoft Windows es que al cabo de unos meses (habitualmente, y si no pasa nada raro como la intrusión de un virus, al cabo de un año) el sistema se vuelve considerablemente más lento que cuando estrenamos el ordenador.

Pasa con todos los sistemas operativos y en todos los ordenadores, aunque en Windows se nota más porque el factor de ralentización acostumbra a ser superior que el de GNU/Linux o macOS, por poner las otras dos plataformas informáticas más utilizadas como ejemplo.

Es en ese momento en que notamos más lento a nuestro ordenador en el que empezamos a buscar soluciones, como la limpieza de archivos y programas que no utilizamos (que borraremos y desinstalaremos respectivamente), o la desfragmentación del disco duro.

Hay otra cosa que podemos hacer para acelerar un poco más el rendimiento que nos ofrece Windows y, con ello, recuperar parte de la velocidad perdida: anular las animaciones del sistema.

Estas se utilizan, por ejemplo, cuando minimizamos o recuperamos desde la barra de tareas la ventana de una aplicación, de forma que en vez de ser una operación instantánea, tarda unos instantes más y se realiza visualmente como si fuera un papel o tela “aspirado” por la barra de tareas.

Dichas animaciones consumen tiempo y recursos del ordenador, y por pocos que estos sean, a veces -y cuando la máquina ya va lenta de por sí- pueden incluso lastrar considerablemente el rendimiento global.

Además, en los portátiles, cuando trabajamos con batería, cualquier tweak que nos permita agilizar el rendimiento y ahorrar algo de energía redundando en una mayor autonomía, será bienvenido.

Encontrar y desactivar las animaciones del sistema será muy sencillo: solamente tendremos que escribir la palabra animaciones en el cuadro de texto para búsqueda/Cortana del sistema, y hacer clic sobre el icono de configuración que nos saldrá como resultado:

La opción marcada nos lleva directamente al apartado de la configuración del sistema en el cual podemos desactivar las animaciones
La opción marcada nos lleva directamente al apartado de la configuración del sistema en el cual podemos desactivar las animaciones

A continuación se abrirá la ventana de configuración del sistema con la opción de Pantalla ya cargada. Solamente tendremos que buscar la sección Simplificar y personalizar Windows, y desactivar la opción Mostrar animaciones en Windows:

Sección en la cual encontraremos la opción de desactivación de las animaciones en la interfaz gráfica de Windows
Clic en la imagen para ver a tamaño completo

Opcionalmente, desde la misma ventana también podemos deshabilitar la opción para la realización de transparencias en ciertas ventanas (como la del menú de Inicio):

Opción extra para mejorar todavía más el rendimiento del sistema¿Funciona esto? No podemos confiar en aplicar única y exclusivamente este pequeño truco y esperar que el rendimiento del sistema mejore radicalmente, pero en combinación con otras operaciones para mejorar su desempeño, siempre ganaremos algo de velocidad, por poca que esta sea.

Cargando...

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que estás de acuerdo, pero puedes optar por no seguir si lo deseas. Aceptar Leer más