Pause: el único cargador inalámbrico que carga tu teléfono del revés

Pause no es un cargador inalámbrico al uso; la mayoría de estos dispositivos cuadran con nuestro estilo de vida ajetreado, ahorrándonos incluso los escasos segundos que dedicamos a conectar el cable del cargador al móvil, sustituyendo dicho movimiento por la simplicidad de depositar el terminal en contacto con una base.

Lo que hace diferente a pause son dos cosas: en primer lugar, su filosofía, que busca hacernos desconectar del ajetreado día a día, limitando precisamente nuestro contacto con la tecnología. Esto es una cosa pero ¿cómo lo consigue? Pues aunque parezca mentira, con la segunda de sus peculiaridades: es -según los responsables del proyecto- el único cargador wireless capaz de cargar el teléfono cuando este se encuentra boca abajo (con la pantalla mirando hacia el suelo).

Pause consta de dos piezas acabadas en elegante madera de roble, entre las cuales podemos ubicar nuestro terminal (con la pantalla mirando hacia abajo, como ya he explicado), y es compatible con el estándar de carga inalámbrica Qi. Esto la permite cargar terminales como el iPhone 8, 8+, X, XR o XS, además de muchos teléfonos Android.

El hecho de ubicar el teléfono mirando hacia abajo permite, según los responsables del proyecto, disfrutar de un rato de desconexión, ya que no vemos las notificaciones que van apareciendo en pantalla. Entendemos que, en este punto, también es preciso que el usuario lo configure para que ni suene ni vibre con cada nueva notificación, es decir, que lo ponga en modo de no molestar.

Según afirman los responsables de Pause sobre la investigación y desarrollo que ha llevado a la concreción de este producto, “aprendimos cuánto ayuda una acción física a construir la fuerza de voluntad para mantenernos alejados del teléfono“. Esta acción física consiste, naturalmente, en ponerlo boca abajo, como si nos diera mayor pereza cogerlo.

Esto es, además -y siguiendo con las declaraciones- “perfecto para crear buenos hábitos en el hogar y para concentrarse y ser más productivos en el trabajo. Ya tenemos empresas que compran Pause para sus trabajadores y sus salas de conferencias“.

Si eres de los que se lamenta por no tener un terminal compatible con la carga inalámbrica, no te preocupes, tu también podrás utilizar Pause: en el paquete se incluye, bajo demanda, un adaptador gratuito que consiste en una fina lámina que se pega en la parte trasera del terminal, y al puerto de carga, conduciendo la carga inalámbrica desde la base receptora hasta el puerto, utilizando la membrana para hacerlo de forma convencional.

Si todavía dudas de que la idea de cargar nuestro smartphone boca abajo para -paradójicamente- desconectar, el éxito de Pause al haberse financiado en tan solo 24 horas en Indiegogo, puede hacerte reconsiderarlo.

Cargando...

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que estás de acuerdo, pero puedes optar por no seguir si lo deseas. Aceptar Leer más