¿Mejor nos conectamos al Wi-Fi o a la red móvil?

Durante años, esta pregunta nos ha hecho dudar unos instantes cuando llegábamos a algún lugar con conexión Wi-Fi disponible, fuera esta pública o privada, para saber qué hacíamos, si nos quedábamos con la conexión de nuestra operadora, o nos conectábamos al Wi-Fi que se nos ofrecía.

Y hasta hace relativamente poco, todos o casi todos preferíamos la conexión Wi-Fi por ser más rápida que la conexión 2G/3G ofrecida por nuestra operadora, aunque esto empezó a cambiar con la introducción del 4G y, según manifiesta el último barómetro El estado del Wifi frente a la experiencia de la red móvil mientras llega la 5G de OpenSignal, el cambio ya se ha completado en muchos lugares, por lo que ahora resulta más atractivo conectarse a la red de nuestra operadora que a la Wi-Fi en términos de velocidad de descarga y rendimiento.

Hasta en 33 países, es mejor utilizar la conexión del móvil a través de la red de la operadora, ya sea directamente ya sea compartiéndola con otro dispositivo, que conectarnos a Wi-Fi.

A modo de ejemplo, en Australia, los usuarios que se conecten a través de la red de la operadora disfrutarán de 13 Mpbs de velocitat extras de media sobre la velocidad media de las redes Wi-Fi, mientras que en Francia esta distancia será de +2,5 Mbps favorable a la red móvil, en Catar son 11 Bmps, en Turquía 7,3, en México 1,5, y en Sudáfrica 5,7 Mbps.

No obstante, esta superioridad de la 3G/4G no se presenta en todas partes y, por ejemplo, en el caso de los Estados Unidos, quien navegue por la red móvil lo estará haciendo con una velocidad inferior a los 25 Mbps de media sobre la media de las conexiones Wi-Fi, mientras que quien lo haga en Hong Kong sufrirá una desventaja con la red móvil de 38,6 Mbps, y si lo hace en Singapur, de 34 Mbps.

¿Y en España? Aquí nos encontramos en el segondo grupo, con una velocidad de descarga media para las redes Wi-Fi de 28,4 Mbps, mientras que las redes móviles ofrecen una media de 22,9 Mbps, una diferencia de 5,5 Mbps a favor del Wi-Fi.

La mejora de la conectividad móvil que ofrecen las operadoras, y que esta ya pueda no sólo competir, si no depasar al rendimiento ofrecido por la conectividad Wi-Fi, redunda en otra ventaja: la seguridad.

Yo siempre recomiendo no conectarnos a redes Wi-Fi de las cuales no tengamos el control como, por ejemplo, las redes públicas que se ofrecen en establecimientos como bares, restaurantes y centros de convenciones, ya que tenemos la posibilidad de conectarnos a través de nuestro smartphone compartiendo su conexión vía Wi-Fi o USB.

La llegada de la 5G ha obligado a las operadoras a preparar sus infraestructuras

Esta sería la principal causa de la mejora en la red móvil: mientras que el Wi-Fi ha evolucionado más lentamente, las operadoras se han tenido que preparar para las velocidades de Gigabit que ofrecerá la 5G y el notable incremento de tráfico que ello supondrá.

Esto implica unas redes mucho más rápidas, eficientes y preparadas, que ya adelantan alguna de las funcionalidades de la 5G como la alta velocidad, y con smartphones en el mercado que ya disponen de módems 4G que soportan velocidad Gigabit.

La conclusión de OpenSignal es que las operadoras y prestadores de servicios deben reevaluar su estrategia respecto de las redes y el acceso Wi-Fi.

Cargando...

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que estás de acuerdo, pero puedes optar por no seguir si lo deseas. Aceptar Leer más

Praesent risus sem, tristique felis et, quis, amet, diam ante. commodo Phasellus