Probamos la torre de sonido Energy Tower 7 True Wireless Stereo

La torre de sonido Energy Tower 7 True Wireless Stereo de Energy Sistem ofrece una potencia combinada entre sus diferentes altavoces de 100 W, opciones de conectividad tanto por cable como inalámbrica (Bluetooth 5.0), y radio.

La promesa de la fabricante española es de ofrecer buena calidad a un precio razonable, así que para asegurarme de que cumplían la promesa, me he llevado una de estas torres a mi casa y la he probado durante unas cuantas semanas.

Estas son mis conclusiones.

Especificaciones técnicas

Audio

  • Sistema de sonido: estéreo 2.1
  • Potencia: 100 W
    • 1 Altavoz de agudos de cúpula de seda de 1,5″ y 10 W
    • 2 Altavoces de rango completo de 4″ y 20 W cada uno
    • 1 Altavoz de subgraves de 5″ y 50 W
  • Bass reflex
  • Respuesta en frecuencia: 20 Hz ~ 20 KHz
  • Ecualizador analógico de 2 bandas
  • Caja acústica de madera

Entradas analógicas

  • Entrada analógica estéreo jack de 3,5 mm
  • Entrada analógica estéreo RCA

Salidas analógicas

  • Salida analógica estéreo RCA

Conectividad Bluetooth

  • Bluetooth 5.0, clase 2
  • Soporta perfilles Bluetooth HSP, HFP, A2DP, AVRCP
  • Frecuencia de trabajo: 2,4 GHz
  • Potencia máxima de la señal: < 20 dBm
  • Hasta 40 metros de alcance
  • Tecnología TWS (True Wireless Stereo), siendo compatible con otra Energy Tower 7 True Wireless, o bien con un altavoz Energy Music Box 9

Compatibilidad medios de almacenamiento externos

  • microSD y USB con capacidad de hasta 128 GB
  • Formatos compatibles: MP3, WAV
  • Sistema de archivos compatible: FAT, FAT32, exFAT
  • Puerto USB de carga de dispositivos externos de 5 V, 2,5 A

Radio FM

  • Antena con conector coaxial RF
  • Rango de frecuencia (FM): 87.5 ~ 108 MHz
  • Función de auto búsqueda con hasta 50 presintonías

Dimensiones y peso

  • 103,8×14,9×19,5 cm
  • 7,25 Kg

Presentación

Pese a que la caja mide un poco más de un metro y doce centímetros, no es un dispositivo especialmente pesado e incómodo, lo que tampoco significa que nos la podamos llevar de paseo, pero para manejarla en el coche de camino a casa y para sacarla de la caja no nos presentará ningún problema.

Aunque debido al tipo de aparato, prefiramos sacarla por la parte de debajo de la caja “rajando” la cinta que la protege, antes deberíamos tener la precaución de abrirla por la parte de arriba para sacar el mando a distancia, las pilas, los cables y el breve manual que trae.

Instalación y configuración

Más simple imposible: solamente elegir el lugar donde tiene que ir, conectar el cable de corriente y la antena.

El trabajo posterior consiste en sintonizar las emisoras de radio (cosa que podemos hacer desde el mando a distancia, lo menciono posteriormente) y emparejarlo con los dispositivos Bluetooth desde los cuales queramos reproducir música.

Diseño

Energy Tower 7 True Wireless Stereo
Vista frontal

Energy Sistem ha combinado el clasicismo del color negro para los altavoces de gran formato, con una pátina que no es brillante pero tampoco mate, con algunas innovaciones de diseño que le dan a esta unidad un toque peculiar, entre clásico de toda la vida e innovador.

Los laterales, frontal, trasera y el pie están hechos de madera con la pátina negra antes mencionada, con una parte superior donde tenemos los controles realizada en un tipo de material plástico (¿PVC?). En esta parte superior encontramos los distintos botones de control, repartidos entre la superficie superior y el lateral derecho.

Los botones son una nota discordante en la buena línea general de los acabados; de un aspecto muy plástico, al tacto no son muy agradables (aunque realizan el trabajo que deben hacer de forma correcta), hundiéndose de forma irregular cuando los pulsamos.

La Energy Tower 7 True Wireless Stereo ofrece calidad pero con algunas concesiones para hacerse asequible a todos los bolsillos. Esta parece ser una de las concesiones, aunque no compromete en absoluto ninguna funcionalidad del dispositivo.

Los botones están repartidos de forma que en la parte superior, mirando hacia arriba, encontramos el de encendido y los controles para la reproducción de la música, mientras que en el lateral derecho hallamos el emparejamiento Bluetooth, para cambiar entre fuentes de audio, y para el encendido/apagado de la luz ambiental en el pie del aparato.

El mando a distancia, que será el que acabaremos utilizando a diario para hacer funcionar la torre, es correcto, nada del otro mundo, y proporciona la funcionalidad necesaria.

En la parte superior delantera dispondremos de la pantalla LCD que nos dará la información de, por ejemplo, la emisora de radio sintonizada, o del volumen.

Para rematar la parte superior de la torre, encontraremos una hendidura, más hacia su parte posterior, que nos sirve para reposar el dispositivo desde el cual reproducimos, como el smartphone o el tablet.

Por lo que respecta al detalle de la luz en la parte inferior, poco a decir: da ambiente, pudiendo desactivarse si somos de aquellas personas a las que “nos la refanfinfla” (con perdón y con permiso de la expresión) el tema ambiental. Sí, servidor tiene poca sensibilidad…

En su trasera encontramos todas las conexiones; en la parte superior tenemos las entradas y salidas RCA estéreo, dos puertos USB (uno de ellos con carga de 5 V y 2,5 A, que será el que podremos utilizar para cargar el smartphone o tablet situado en la hendidura superior de la que hemos hablado antes), slot microSD, entrada jack de 3,5 mm, y la toma de antena de la radio (incluye cable de antena en el paquete).

Esta disposición, en la parte trasera de la torre de sonido, la deja muy limpia, ya que al conectarle una llave USB o un dispositivo de reproducción MP3, los conectores quedan escondidos y, por lo tanto, no veremos el pendrive ni la tarjeta de memoria, pero nos dificulta la accesibilidad.

En efecto, si tenemos la torre muy cercana a una pared, no pocas veces tendremos que moverla para poder conectarle una llave USB u otro dispositivo. Y, si este otro dispositivo es un disco duro, al fin y al cabo lo tendremos que dejar en alguna parte que, la mayoría de las veces, es la tapa superior, por lo que en algunos casos igualmente acabaremos viendo el dispositivo de almacenamiento de la música, que no quedará oculto.

Pero, a día de hoy ¿quien escucha música en ficheros almacenados en un dispositivo físico? La gran mayoría de nosotros utiliza servicios de streaming como Spotify o Google Music y, en este sentido, la conexión Bluetooth será nuestra herramienta de conectividad de diario, sin prácticamente dar uso a los conectores USB y la microSD.

Igualmente en la parte trasera, y a media torre, encontramos el botón de encendido, el cable de conexión a la electricidad, y los controles de volumen de los bajos y los agudos.

Como un fallo de diseño menor, indicar que desde el mando a distancia no podremos apagar y encender la luz inferior de ambiente, si no que solamente podremos hacer esto desde la botonera del lateral superior.

Puertos de la parte superior trasera de la torre
Puertos de la parte superior trasera de la torre

Calidad del sonido

“Más por menos” podría ser el lema de esta torre de sonido, refiriéndonos con el más a la calidad y con el menos al dinero que cuesta.

Lo he probado con diversos estilos de música que exigen mayor trabajo a los agudos o a los graves, como ópera (con profusión de sopranos como Callas y Caballé, así como los bajos, especialmente de Mozart), jazz, heavy, canción ligera, y especialmente mi grupo favorito, que tengo el convencimiento demanda lo mejor del reproductor y los altavoces (o auriculares, si es el caso) para una reproducción fidedigna del sonido: Within Temptation.

La música de este grupo tiene un poco de todo, forzando a que el equipo que reproduce la música sea correcto en todos los aspectos para que suene bien.

¿Supera la prueba la Energy Tower 7 True Wireless Stereo? Sobradamente. Se pueden apreciar todos los matices de Within Temptation con una alta calidad, al igual que el resto de las músicas con las que lo he probado.

La posibilidad de ajustar los graves y los agudos a través de los controles de la parte posterior es, sin duda, muy práctico y atractivo para ajustar la forma como suena a nuestra música favorita, aunque el hecho de que estos controles se ubiquen en la parte trasera la resta practicidad.

Tampoco disfrutamos de dicha posibilidad en el mando a distancia, lo que hubiera sido sin duda alguna más que práctico.

No la vas a poner nunca al máximo volumen…

Los controles de volumen de graves y agudos de la parte posterior, junto al enchufe y el botón de on/off
Los controles de volumen de graves y agudos de la parte posterior, junto al enchufe y el botón de on/off

A ver, poder, puedes, pero como no vivas en una casa aislada, probablemente vas a tener problemas con los vecinos, y eso si no los tienes directamente con la policía.

Energy Sistem ha aprovechado bien los 50 W de su potente subwoofer y los 20 W que proporciona cada uno de los dos altavoces de la Energy Tower 7 True Wireless Stereo, junto a los 10 W del altavoz de agudos, ofreciendo una capacidad de volumen realmente interesante, con 100 W de potencia conjunta entre todos sus altavoces.

¿Excesiva? No, evidentemente, que tenga la posibilidad no quiere decir que debamos aprovecharla obligatoriamente, y esta es una de sus virtudes: nos será tan válida para ambientar un pequeño dormitorio, como para una gran sala de estar, tanto para nuestro disfrute personal o en pareja, como para amenizar una fiesta con muchos amigos, conocidos o perfectos desconocidos, ofreciendo calidad de sonido y un volumen suficientemente alto como para poder cubrir toda la sala.

Queda, obviamente por estar dirigido al público final, fuera del uso profesional, pero en el terreno doméstico no nos defraudará en absoluto en estancias y hogares de cualquier dimensión.

¿He podido ponerlo al máximo? Sí, lo he hecho. Para que os hagáis una idea, las primeras pruebas las hice en casa, aumentando el volumen paulatinamente hasta el punto en que vi que, si continuaba subiendo, pronto tendría a varios vecinos aporreando la puerta.

La solución fue llamar a un buen amigo que vive en el campo, en una “masía” sin vecinos alrededor, la cual posee un comedor muy amplio. Además, él es aficionado a los temas de audio.

Realizada la prueba, os puedo asegurar que su capacidad de volumen es, simplemente, acoj… impresionante. Además, como buen connaisseur, la opinión de mi amigo sobre la calidad de audio coincidía con la mía: muy buena. Y, en saber el precio, nueva coincidencia: más por menos.

Conectividad sin hilos y radio FM

Para mí, aquí viene la parte verdaderamente práctica del invento, la que permite conectar esta Energy Tower a cualquier dispositivo con conectividad Bluetooth y disfrutar de los servicios de streaming desde un smartphone, un tablet, un ordenador u otro dispositivo que disponga de este tipo de conectividad inalámbrica.

Existe actualmente una corriente que discute si la calidad que ofrece una conexión Bluetooth es tan buena como la que ofrece un cable. La verdad es que creo que es una discusión estéril, pues sólo un oído realmente muy entrenado podría apreciar la diferencia, si es que realmente la aprecia (esto no es como una cata a ciegas de Pepsi y Coca-Cola…).

La luz ambiental de la base de la torre
La luz ambiental de la base de la torre

¿Pierde calidad la reproducción de sonido de la Energy Tower cuando trabajamos con Bluetooth? en absoluto; como para la mayoría de nosotros, no existe la menor diferencia respecto a la reproducción de un archivo desde una llave USB, por ejemplo, siempre y cuando la información se almacene con una calidad homologable en ambos casos.

En este sentido, estoy seguro que el hecho de que sea compatible con la última versión comercial disponible de la especificación Bluetooth, la 5.0, le permite ofrecer la mejor calidad de audio sobre conectividad inalámbrica.

Su emparejamiento es la mar de sencillo: sólo hay que pulsar el botón correspondiente en la botonera superior lateral, lo que hace visible la torre a otros dispositivos, y buscarlo desde nuestro móvil, tablet u ordenador.

Cabe decir que tanto desde el mando a distancia como desde la botonera física de la unidad, podremos controlar la reproducción de la música procedente de servicios de reproducción de streaming, no solamente el volumen, si no también saltando canciones y volviendo hacia atrás para repetirlas.

Sólo una pega al respecto: la velocidad de reacción de la torre a las acciones realizadas desde el mando no es que sea precisamente rápida.

La sintonización de la radio se realiza de forma automática con la pulsación de un sólo botón del mando. De esta forma, la torre de Energy Sistem escaneará de forma automática, y programará cada emisora encontrada en uno de los “slots”, de forma que podremos alternar entre ellas con la sola pulsación de los botones de canción adelante y atrás.

El cable de antena lo colocaremos según la recepción sea mejor.

Botonera superior y pantalla frontal, en este caso con el sintonizador de radio
Botonera superior y pantalla frontal, en este caso con el sintonizador de radio

Conclusión/valoración

Excelente producto de audio de Energy Sistem, una fabricante española que, cada día más, se está volcando hacia el lado del audio de calidad a un precio asequible.

Y eso es precisamente lo que ofrece la Energy Tower 7 True Wireless Stereo: una buena calidad de sonido a un precio asequible.

No obstante, el mencionar “precio asequible” implica realizar concesiones, y estas se notan en alguno que otro acabado, como las botoneras físicas (superior frontal y lateral) y el mando a distancia, a las órdenes del cual la torre tarda lo suyo en responder.

No obstante, estos detalles minúsculos no empañan el rendimiento global de la torre, a la que si algún aspecto más tengo a destacar además de la calidad del audio es el volumen al que este puede llegar.

La Energy Tower 7 True Wireless Stereo se encuentra a la venta en tiendas físicas y online a un precio de venta recomendado de 139 euros.

Cargando...