Higienizador de DCU: para smartphones y algo más

Ponemos a prueba el esterilizador por rayos ultravioletas que elimina virus y bacterias

Higienizador por rayos UV de DCU
0

El smartphone es, según varios estudios, un vehículo perfecto para el contagio de virus, entre ellos el de la COVID-19.

Hace unos meses, y en pleno confinamiento debido a la pandemia, explicamos como desinfectar e higienizar nuestro smartphone, empleando para ello métodos caseros con materiales que tenemos a nuestro alcance en casa.

No obstante, el método más profesional requiere del uso de lámparas ultravioleta. Está probado que los rayos ultravioleta eliminan una gran cantidad de virus, y aunque según las últimas informaciones que he podido leer, no es seguro que eliminen del todo a la COVID-19, hay grandes posibilidades de que esto sea así. Y siempre podemos complementar el tratamiento con rayos UV con otro cómo limpiar el terminal con un paño de gafas empapado en una solución hidroalcohólica, tal y como explicábamos aquí, para asegurarnos.

Los rayos ultravioletas son, de hecho, empleados en laboratorios para la esterilización del material utilizado.

Higienizador con la tapa abierta
El higienizador de DCU Tecnologic con la tapa abierta

Estas lámparas deben ser empleadas solamente sobre objetos y aparatos, ya que su uso directamente sobre la piel puede provocar irritación y picor, e incluso daños si se aplica directamente hacia los ojos.

Pero ¿cómo y durante cuánto tiempo aplicar la luz UV? La respuesta a estas preguntas se encuentra en un dispositivo que nos facilita la limpieza mediante esta luz de una forma simple, cómoda y segura.

Son varios los fabricantes que producen estas soluciones pero, en este caso, el que ponemos a prueba es el higienizador de la empresa DCU Tecnologic.

La caja ‘mágica’

Esta empresa gerundense produce y distribuye toda clase de accesorios para nuestros smartphones (tales como powerbanks, mini altavoces, bases de carga inalámbricas, auriculares y cables), dispositivos para el hogar inteligente (enchufes controlados por Wi-Fi), y también accesorios para informática (como cables y alimentadores) y, entre ellos, el presente higienizador.

Presentado en un packaging muy limpio que, en su parte frontal muestra el producto, y en la trasera la descripción de sus funcionalidades básicas de una manera muy completa, una vez abierta la caja solamente encontramos el aparato en sí envuelto en un papel de celofana.

Si abrimos su tapa, encontramos en la cavidad interior en la que dispondremos el objeto a desinfectar, el manual de uso (muy breve, el aparato es muy simple) y el cable USB para cargarlo o para cargar un terminal que está siendo higienizado (ahora mismo lo explico).

Puerto USB y de aromaterapia
Detalle del interior del aparato: a la izquierda, las ranuras para la aromaterapia y, a la derecha, el puerto USB para recargar el smartphone que estemos limpiando

En el interior de esta cavidad también destaca un puerto USB de tipo A que no es más que un cargador (a través de funcionalidad power through) para nuestro smartphone, de forma que podemos cargarlo mientras se limpia, que es precisamente para lo que he indicado antes que podíamos utilizar el cable incluido.

En su parte frontal vemos dos botones y, entre medio de estos, cuatro indicadores LED. Estos últimos corresponden a los porcentajes (25, 50, 75 y 100%) indicadores del nivel de limpieza del objeto ubicado dentro.

El botón de la izquierda permite iniciar la esterilización, mientras que el de la derecha indica aromaterapia, una opción que podemos utilizar opcionalmente para dar un toque de buen olor a nuestro smartphone o el objeto que sea que estemos esterilizando. Para ello, deberemos verter unas gotas de aromaterapia en la entrada del difusor, que también encontramos en la parte interior del aparato.

Finalmente, en su parte posterior encontramos el puerto miniUSB que permite su conexión con cualquier adaptador de smartphone o, incluso, al puerto USB de un ordenador, ya que solamente consume 5 V y 2 A, un voltaje y amperaje bastante asequible y estándar.

De hecho, podemos incluso emplearlo conectado a un powerbank para recibir la alimentación, lo que nos posibilita llevarlo encima y utilizarlo en entornos que carecen de un enchufe cerca, tales como entornos naturales.

Carece totalmente de un control de arranque y funcionamiento o, dicho de otra forma: no hay un botón de encendido. En cuanto lo conectamos a un cable microUSB que dispone de alimentación, el aparato se inicia y ya lo tenemos disponible para higienizar lo que sea.

El tamaño de su cavidad interior es de 180x100x32 mm, que es, por lo tanto, la limitación de tamaño que tendremos para los dispositivos a esterilizar, mientras que su tamaño exterior es de 218x123x45 mm.

Cumplimiento de las principales normas
El higienizador por rayos UV de DCU Tecnologic cumple con las reglamentaciones europea y norteamericana, las principales en todo el mundo

Con estas dimensiones nos permite realizar la limpieza de smartphones con pantalla de hasta 6”, y sobra espacio para no tener que quitarles la funda si es el caso que llevan alguna.

En su parte inferior, unas patas con acabado antideslizante ayudan en el caso de ubicarlo sobre superficies que no están estables.

¿Qué tipo de rayos UV utiliza?

El higienizador de DCU utiliza dos ristras de lámparas UV que emiten en la banda de los 253,7 nanómetros, lo que significa que entra de lleno en la luz ultravioleta de tipo C (que va desde los 100 hasta los 280 nm).

Son estos rayos, los de tipo C, los que tienen la capacidad de inactivar los virus y las bacterias. Estas bandas, junto a los tipos de rayos UV A y B (de entre 315 y 400 nm, y entre 280 y 315 nm) son emitidos por el sol, pero la atmósfera los filtra prácticamente por completo, por lo que no llegan a la superficie de la Tierra.

Y eso es una suerte para nosotros ya que, de ser así, provocarían heridas en la piel a las personas, entre otras dolencias. Eso si empezaran a entrar de repente, porque si la atmósfera hubiera permitido siempre su llegada a la superficie, la vida en la Tierra no existiría o, por lo menos, no en la forma en que la conocemos.

Para que sean efectivos en tareas de desinfección y limpieza vírica/bacteriana, es preciso que la acción de los rayos ultravioleta se prolongue entre cinco y diez minutos sobre el objeto a desinfectar.

Limpiando nuestro smartphone

El uso del higienizador de DCU Tecnologic es muy simple: solamente debemos ubicar el dispositivo a esterilizar en el interior del compartimento (cabe perfectamente un smartphone con pantalla de seis pulgadas, incluso si este está dentro de una carcasa o funda protectora), y pulsar el botón de inicio (el de la izquierda).

Mientras esperamos a que el proceso termine, veremos como se van iluminando progresivamente los cuatro indicadores LED conforme progresa la operación.

El aparato en plena limpieza
El higienizador de DCU en pleno proceso de limpieza, avanzando hacia el 25% del total

Cuando conectamos el higienizador a la corriente, y cuando iniciamos el proceso de esterilización, una voz femenina pregrabada hablando en inglés, nos da la bienvenida y nos indica el inicio tanto de la operación de esterilización mediante luz UV, como el inicio de la aplicación de la aromaterapia si empleamos dicha funcionalidad.

Para una limpieza completa debemos esperar un poco menos de cinco minutos. De hecho, al cronometrar el proceso, me ha salido siempre entre 4:57 y 4:58. Cuando esta haya finalizado, la misma voz nos informa de ello.

Contando con que una limpieza a fondo de un objeto mediante el uso de rayos ultravioleta requiere según las fuentes médicas un mínimo de entre 5 y 10 minutos, yo lo que hago es pasar cada objeto dos veces (y, como manía personal, le doy la vuelta tras la primera pasada), de forma que así ya cumple con el tiempo necesario.

Un aparato polivalente

El higienizador de DCU no solamente es útil para desinfectar y limpiar nuestro smartphone, si no que nos permite actuar sobre muchos más objetos como, por ejemplo (y según podemos leer tanto en la parte posterior de la caja, como en el manual de instrucciones) auriculares, gafas de sol, pendrives USB, llaves y llaveros, bolígrafos, joyas e, incluso, mascarillas de tela.

Una última anotación es que la vida útil de las lámparas está estimada en unas 10.000 horas, lo que equivale a más de un año de funcionamiento ininterrumpido. Contando que en cualquier domicilio particular o microempresa (no es un dispositivo pensado para prestar servicio a medianas y grandes empresas) solamente lo utilizaremos unos minutos al día, tendremos higienizador por rayos UV para años…

El precio de este esterilizador multifuncional es de 39,07 €, impuestos incluidos, y puede adquirise online en la tienda de la misma compañía.

Cumple con las certificaciones CE (europea), FCC (norteamericana), RoHS (substancias peligrosas), y de reciclaje.

Cargando...

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que estás de acuerdo, pero puedes optar por no seguir si lo deseas. Aceptar Leer más

venenatis nunc mattis mattis luctus efficitur.