Tarjetas gráficas ATI

Normalmente las distribuciones no incorporan los drivers adecuados para nuestras tarjetas gráficas. De hecho, las distribuciones que están más al dia suelen reconocer nuestras tarjetas gráficas, pero no instalan los drivers oficiales y la mayoría de veces no disponemos de aceleración 3D ni de muchas de las prestaciones que nuestras tarjetas nos ofrecen.

Por este motivo, y para sacar un buen rendimiento a nuestras tarjetas gráficas, es aconsejable instalar los drivers oficiales, que aunque pueda parecerlo no es nada complicado y suele estar muy bien documentado en la página web del fabricante.

Instalando los drivers

Antes de nada necesitamos tener el código fuente de nuestro kernel instalado. Para ello primero hemos de saber nuestra versión del kernel. La miraremos con el comando:

$ uname -a

Una vez sabemos nuestra versión del kernel tendremos que descargar e instalar el paquete kernel-source que se corresponda exactamente con la versión del kernel que nos dice el comando anterior. Esto es extremadamente importante para poder instalar los drivers.

También hemos de asegurarnos que se instalen en /usr/src y que en el mismo directorio haya un enlace simbólico llamado linux que apunte al directorio que contiene el código de nuestra versión del kernel.

1) Descargar el paquete correspondiente

Lo primero que tenemos que hacer es descargar el paquete que contiene los drivers oficiales. Para ello entraremos en la página oficial de ATI y iremos a la sección Drivers & Software. Ahí seleccionaremos nuestro sistema operativo (Linux), los drivers que queremos descargar (Graphic Driver) y por último el modelo de nuestra tarjeta gráfica.

Llegados a este punto tenemos varios posibles paquetes para descargar, dependiendo de la versión de XFree que tengamos instalada. Si no sabemos cual es podemos descargar el script Check.sh que nos proponen en la página de los drivers o utilizar el siguiente comando:

$ X -version

La salida de este comando nos dirá nuestra versión de XFree y más información sobre la versión instalada. Una vez sabemos la versión que tenemos instalada descargaremos el paquete correspondiente.

2) Instalando el paquete con los drivers

El paquete que descargamos es en formato rpm. Para instalarlo nos meteremos en el directorio donde lo hemos descargado y ejecutaremos el siguiente comando (como root):

# rpm -Uh --force <nombre_paquete_ati>.rpm

Para más información acerca de cómo instalar, eliminar, actualizar, etc, este tipo de paquetes podéis leer el tutorial sobre instalación de paquetes

3) Configurando el driver

Una vez instalado el rpm configuraremos el driver con al utilidad fglrxconfig que podemos lanzar desde consola. Responderemos a las preguntas que nos haga, y cuando nos pregunte si queremos que genere el XF86Config-4 le diremos que sí (y).

4) Comprobando que funciona

Ahora ya hemos terminado de configurar todo lo necesario para que nuestro nuevo driver funcione. Reiniciamos el sistema y volvemos a entrar en las X. Ejecutaremos de nuevo fglrxconfig y si todo ha ido bien veremos el mensaje: OpenGL vendor string: ATI Technologies Inc.. En caso contrario deberíamos verificar no haber configurado incorrectamente el driver y que tengamos instalados todos los requisitos qeu figuran en la página oficial. Si el problema aún persistiera deberíamos consultar el FAQ de la página oficial o leer la documentación para la resolución de problemas.

Para más información tenéis en la página oficial una guía bastante completa y tutoriales para configurar las características avanzadas de la tarjeta gráfica.

Tutorial elaborado por Nacx para ADSLAyuda.com

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que estás de acuerdo, pero puedes optar por no seguir si lo deseas. Aceptar Leer más

leo id, odio felis elit. diam ultricies libero ut luctus