Ir al contenido

¿era ilegal entrar en los cines con camara?


Publicaciones recomendadas

No estoy de acuerdo. Las condiciones del contrato, formalizado por la compra del boleto de entrada y el acto consciente de entrar a la sala, franqueando la portería con la misma, pueden incorporar diversas cláusulas, entre ellas, el prohibirte introducir y usar una cámara, no fumar (hoy por ley) y otras cosas.

¿Tienes derecho a realizar la copia? Sí, pero si el contrato dice que no puedes introducir una cámara, no debes hacerlo. Aunque tengas derecho, yo no tengo porqué dejarte mis DVDs a pesar de ser legal con que simplemente me des tu palabra de que es para uso personal, digo los míos, los DVDs de Pacovich, y la sala no tiene porqué dejarte grabar si no quiere.

Qué intereses tengo yo para no dejarte mis DVDs y la sala de cine para no dejarte introducir la cámara, no te incumbe ni tenemos porqué darte explicaciones si no queremos.

Lo siento mucho. Ese es mi criterio imparcial. No tengo intereses en el tema ni quiero contribuir a promocionar que nadie abuse de nadie, en ninguno de los sentidos, ni grande de pequeño, ni pequeño de grande. Yo, como ciudadano, veo así la ley.

Saludos.

Enlace al mensaje
Compartir en otros sitios web

yo tampoco tengo interes y soy tan imparcial como cualquier otro pero entiendo que si es legal grabar la pelicula, otra cosa es que sea ilegal revenderlo u obtener beneficio con ello.

Que tu aceptes un acuerdo o contrato con las condiciones que sean a la hora de comprar la entrada, no lo convierte en legal que es en realidad lo que vale.

Un ejemplo son las palomitas, todo cine las prohibe pero por ley no pueden y a la hora de la verdad si les reclamas tienes razon: puedes pasar con palomitas y cocacola sin que tenga que ser del cine propio.

Enlace al mensaje
Compartir en otros sitios web

Si te prohiben llevar productos de fuera, seguramente porque se venden también dentro, podría tratrse de competencia deslear, es decir, algo así como un monopolio. Desde ese punto de vista, me parece que es ilegal prohibirlo.

Si te prohiben llevar productos, que manchan, y además no se venden dentro, se podría tratar sencillamente de una limitación en las prestaciones del servicio. Desde ese punto de vista, si alguna sala actuara así, creo que podrían incluso exigirte pagar un servicio de limpieza objetivamente anormal. Intuyo que un juez podría interpretarlo así llegados a cierto extremo.

A lo de firmar con una cámara le veo dos vertientes:

1. Ha entrado Vd. en mi propiedad privada, le prohibo grabar.

2. El servicio que prrestamos a cambio de la contraprestación económica fijada es por mirar y escuchar sentado en una de las butacas. La sala se reserva el derecho de expulsarle en caso de: no permanecer en su butaca (salvo por emergencia ???), molestar al resto del público..., se prohibe expresamente realizar grabaciones, ... etc., etc..

Ya sabemos que es un local público pero está destinado a ver (y escuchar) películas. De forma similar, un bar está destinado a tomar consumiciones varias y no tienen porqué dejarte representar una obra de teatro (quizás ni queriendo el dueño). Si quieres realizar una reunión de negocios en un hotel es muy probable que no te lo autoricen en una habitación normal. Cada negocio presta un servicio determinado y no tienen porque dejarte hacer lo que tú quieras porque se trate de un servicio público.

También sabemos que la ley prohibe a las salas colaborar en la realización de copias privadas porque, de hacerlo, formaría parte del servicio prestado y se estarían lucrando de esa actividad. Si alguien pretende ampararse en la ley para perjudicar a la sala, cuyo personal quedaría bajo el código penal, hasta dónde llega mi cultura supongo que algún juez interpretaría que tal persona usa la ley para perjudicar a otros, y dicho juez haría justicia.

En resumen, el servicio prestado dentro es el visionado/audición de películas y la venta de palomitas y otros productos que creo que deberían permitirte llevar de fuera. Puedes grabar las películas para uso personal, pero fuera, dentro no.

A Dios lo que es de Dios y al cesar lo que es del cesar.

Enlace al mensaje
Compartir en otros sitios web

Yo recuerdo hace muchos años en asturias, una sala en asturias, impido que una pareja metiera palomitas, compradas en una tienda justo al lado del cine, esta tienda de chucherias, recurrio esa norma, que habia impuesto ese cine ante los tribunales, ¿que paso?, que al final el cine tuvo que callar y la gente en vez de entrar y consumir sus palomitas (que ya de por si carillas), tuvoq ue aguantar que la tienda en cuestion pusiera un bonito letrero en su escaparate, diciendo que era legal, por tal sentencia judicial, asi que el caso de la camara no se si esta igual.

Yo simplemente me fastidia ver ese cartelito sin estar apoyada por ninguna ley y encima pagar 6 euros y tragarme anuncios, incluso saliendo los internautas como ladrones.

Enlace al mensaje
Compartir en otros sitios web

Esa sentencia sobre lo de las palomitas me parece correcta porque evita un abuso a los clientes y, al mismo tiempo, una situación ventajista respecto de otros comercios que ofrecen el mismo producto: 'palomitas'.

Soy de los que creen que hay que pagar cada cosa por separado y llegar como mucho al descuento por 'packs' o por cantidad, por la sinergía que producen, pero no veo bien subvencionar unos productos con el margen de otros.

El problema que veo con la grabación es que ese servicio no puede ser ofrecido por la sala porque es ilegal vender un derecho sobre el que no se tiene la propiedad o autorización del propietario del mismo y el propietario sólo autoriza a las salas a vender el visionado/audición. Se trata de un derecho acotado, limitado. Y quiénes no cumplan se enfrentan al código penal.

Visto así, la sala debe velar razonablemente por que nadie grabe independientemente que el acto de grabar también va contra sus intereses.

Si quieres realizar una copia privada, tienes que disponer de algún original y puedes comprarlo o pedirlo prestado. Si la sala no te lo deja y yo, en mi ejemplo ilustrativo, tampoco, no consigo imaginar a un juez dictaminando que te prestemos nuestros originales, tal vez, mediante una orden judicial.

En resumen, que la sala no te deja sus originales porque no quiere ni puede y no tiene porqué darte explicaciones. En las condiciones del contrato sólo se incluye el visionado de la película pero no la copia (lo cuál, si lo permitieran supondría la comisión de un delito porque obtienen ingresos). Si quieres copiar y no dispones de original, alguien tiene que prestarte uno voluntariamente, y las salas no quieren, ni pueden sin contravenir el código penal.

No olvidar que esos 'originales' no están destinados al gran público. No son 'tiradas' para comercializar sino restringidas para el concreto fin de proyectarlas. Por lo que no creo que una copia tal sea la que la ley llama 'copia privada'.

Desde luego, si sale una sentencia que diga que se puede grabar, creo que el caso tendría mucho morbo. ¿Es 'morbo' el término adecuado...?

Enlace al mensaje
Compartir en otros sitios web
Invitado
Este tema está cerrado a nuevas respuestas.
×
×
  • Crear nuevo...

Información importante

Términos de Uso Política de privacidad Hemos colocado cookies en su dispositivo para ayudar a mejorar este sitio web. Puedes ajustar la configuración de tus cookies ; de lo contrario, asumiremos que quieres continuar.