Movistar y Vodafone abren una batalla legal en la CMT por el ‘robo’ de clientes

Telefónica Móviles acusa a la empresa británica de denegar indebidamente peticiones de cambio de compañía y a Amena de retrasar deliberadamente el proceso. Vodafone ha denunciado también a su rival por falsear datos.

Javier Montalvo / Expansión.com La estrecha batalla que libran los operadores de telefonía móvil por robar clientes a sus rivales, a través de la portabilidad, ha traspasado el ámbito puramente comercial para convertirse en una pelea legal.

Telefónica Móviles ha presentado ante la Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones (CMT) una denuncia contra Vodafone y otra contra Amena por obstaculizar irregularmente el proceso de portabilidad, que permite a un usuario cambiar de operador y mantener su número de teléfono. La operadora británica también ha denunciado a Telefónica por falsear los datos de números portados.
Con una penetración de la telefonía móvil cercana al noventa por ciento y un mercado en práctica saturación, el robo de clientes entre compañías se ha convertido en centro de la estrategia de las operadoras.

En este contexto de batalla cerrada y, coincidiendo con la campaña navideña, el periodo en el que las empresas concentran gran parte de sus ofertas comerciales, Telefónica acusa a Vodafone, su principal rival, de denegar indebidamente cerca de 10.000 peticiones de portabilidad mensuales desde el verano.

En el proceso de portabilidad, regulado por la CMT, el cliente sólo tiene que dirigirse a la operadora a la que quiere cambiarse, y es esta empresa la que solicita el número de teléfono del usuario a la compañía que quiere abandonar.

Según datos de la CMT a los que ha tenido acceso EXPANSIÓN, la tasa media de denegaciones desde Vodafone a Telefónica Móviles se ha incrementado significamente desde el pasado mes de junio. En el conjunto de peticiones, las tasas de denegaciones han pasado de una media de algo más del 10% a entre el 20% y el 25% del total, mientras que, para los usuarios de prepago, casi se ha duplicado desde el pasado verano, hasta una tasa de entre el 40% y el 45%.

En la denuncia contra Amena, Movistar acusa a la filial de France Télécom de obstaculizar el proceso de portabilidad con un irregular funcionamiento de la página de Internet que permite las portabilidades de forma automática.

Aunque la denegación de portabilidad no es definitiva, ya que sólo retrasa el proceso, es un obstáculo para los clientes que, en ocasiones, desisten de cambiar de operador por el aplazamiento de los trámites.

Desde Vodafone justifican que el aumento en la tasa de denegaciones obecede, fundamentalmente, a casos de impago del cliente que pide la portabilidad. Estos casos han aumentado desde que, en junio, la operadora británica ofrece a sus abonados de prepago un adelanto de saldo por un tiempo determinado, con el compromiso de recarga del cliente.

Ésta, junto a la no coincidencia de datos de la línea y su titular, es el principal motivo de denegación que permite legalmente la CMT, organismo regulador del sector.

Como adelantó EXPANSIÓN el pasado 2 de enero, Vodafone acusa a Movistar de retrasar la contabilización de unos 20.000 clientes que han abandonado Telefónica para pasarse a Vodafone en la última semana del año. Según la operadora británica, estos clientes se contabilizarán a partir de esta semana, por lo que se computarán en enero y no entrarán en las estadísticas de 2005, sino en las de este año.

Aunque históricamente Movistar había sido el principal beneficiado en el saldo neto entre usuarios ganados y perdidos, en los últimos meses ha sido Vodafone la que se ha impuesto. Desde mayo pasado, su saldo positivo no ha hecho más que crecer y, a finales de noviembre, acumulaba 496.000 números ganados, mientras que Movistar registraba una ganancia de 262.000 números. Sólo Amena mantiene un saldo histórico negativo, con una pérdida neta de clientes acumulada de 622.000.

Internautas.org

Categorias: Nacional

Etiquetas:

Los comentarios están cerrados