La CMT no quiere ser el malo de la película del VDSL y FTTH

Han bastado un
par
de insinuaciones no oficiales de Telefónica sobre la
posibilidad de retrasar la puesta en marcha de sus lineas de fibra
óptica
y disminuir sus inversiones en España
para que la CMT de una discreta marcha atrás en sus
pretensiones regulatorias.

Telefónica tiene
asegurado el contento discreto de la mayoría de clientes con
su próxima duplicación
de 3 a 6 megas; la demanda de lineas de 30, 50 y
100 megas no se supone que vaya a ser muy mayoritaria, pero,
aun así, la opinión pública cuenta mucho y nadie
quiere ser tachado de responsable de que se retrase cualquier avance
en este sector y, por ahora, todas las papeletas para interpretar el
guión del malvado en este culebrón lo tiene la CMT:
a Telefónica le basta con asegurar que las medidas
cautelares
que les han impuesto son imposibles de cumplir a corto
plazo, sobre todo en servicios empaquetados, que para el alquiler de
simples conexiones ya esta preparada.

Se imponía pues que la CMT
mejorara su imagen ante el usuario y no se ha hecho esperar, a la
primera oportunidad que ha tenido ha ido directamente al grano.
Reinaldo Rodríguez, presidente de la Comisión
del Mercado de las Telecomunicaciones ha asegurado hoy,
en el marco de un encuentro organizado por IESE,
que, en realidad, no hay ninguna norma que impida a Telefónica
lanzar sus ofertas de 30 megas, las primeras previstas, aunque
no esté en el mercado mayorista aun esa modalidad.

Claro que hablar es muy fácil y
la resolución que tan mal ha sentado a Telefónica
está por escrito, por lo que el amigo Reinaldo no tardó
en contradecirse un poco, hablar de que se estudiarán las
alegaciones que se presenten, que se supone que, si de verdad
Telefónica pudiera hacer su real gana, no habría
que presentar, y que se pueden modificar las actuales medidas según
sean razonables, o no, las quejas de la operadora incumbente.

La realidad es que Telefónica,
lance o no antes sus 30 megas, tiene obligación,
impuesta por la CMT, de tener una oferta mayorista, para
septiembre, que contemple absolutamente todas las modalidades
sobre fibra óptica, y el tiempo sigue corriendo. Y ese simple
o no” es en el que se basa Don Reinaldo para
poder divagar sin que se le pueda acusar, directamente, de faltar a
la verdad.

El dilema es si poner en el mercado
minorista sus lineas y luego alegar dificultades para crear la oferta
mayorista, lo que daría una imagen poco creíble, o
simplemente mantenerse en la postura de fuerza típica de
rompemos la baraja y que ponga en marcha el tinglado el espíritu
santo (o algún otro hipotético ente, similar o
equivalente, con iguales probabilidades de que le dé por esas
mundanas actividades), a espera de que la CMT relaje sus
pretensiones, cosa que parece dispuesta
a hacer.

Categorias: Nacional

Etiquetas:

2s Comentarios