Comienza hoy la subasta más grande de dominios en español

Hoy comienza la subasta más grande de dominios de Internet en español organizada por la plataforma de compraventa Sedo.com. Más de 7.000 solicitudes optarán por una serie de dominios en lengua castellana considerados de gran interés debido al enorme mercado de personas de habla hispana, que asciende a más de 400 millones.

Nombres como “gay.es”, “moviles.net” o “descargas.com” podrán adquirirse por unos cuantos miles de euros en esta subasta que durará hasta el día 14 de mayo.

Alejandro Suárez posee unos 1.200 de estos dominios y mañana saldrá a la venta uno de los más codiciados de este emprendedor español: “afiliados.com”. Para él, los resultados de esta subasta permitirán saber si la crisis económica está afectando al mercado hispano-hablante de Internet.
A pesar de que el mercado de los dominios en español se encuentra en un momento álgido: creció un 30% y el número de dominios “.es” sobrepasó el millón en 2008, Suárez opina que éste no es el mejor momento para la celebración de la subasta. Así, sólo se presentará con el citado dominio ante el interés mostrado por varias empresas de marketing con un precio de partida de reserva que oscila entre los 25.000 y 50.000 euros.

La plataforma Sedo.com ya ha subastado importantes dominios como “auto.es”, por 110.000 euros, “pisos.net”, por 150.000 euros o “villas.com”, por una cantidad de 305.000 euros.

Categorias: Internacional

Etiquetas:

2s Comentarios

  1. Si hubiesemos aprendido algo, nadie pujaría por estos dominios, para hacer que un especulador gane dinero por no hacer nada, pero como los humanos tienen el don de la “inteligencia” seguro que habrá unos cuantos miles haciendo pujas por algo que no debería costar más de 90€ al año.

    Ver para creer.

  2. Con que este hombre venda un par de dominios recupera su inversión.
    Me parece penoso que alguien gane dinero sin levantarse de la cama.

    Creo que es un jeta y como dicen…. nadie debería de pujar, y que se los comiera con papas.

    No termino de entender la obsesión de los dominios. Hay que obsesionarse por hacer buenas páginas que aparezcan bien en buscadores y lo demas cae solo.