Leña al mono.

O más concretamente a las mulas y burritos. Aparecen virus que se propagan a través de las redes P2P, como el último que al parecer afecta al emule y se dedica a deshabilitar los antivirus para permitir la propagación de sí mismo y de otros.

La oficina de edonkey en Nueva York ha cerrado sus puertas, la página web de Winmx ha desaparecido víctima de las batallas legales. Al mismo tiempo se lanzan aplicaciones para eliminar de los ordenadores programas P2P.

Quizá tengamos que añadir estos animalitos a las especies en peligro de extinción.Simultáneamente se empiezan a oír voces sobre que la industria discográfica pretende subir los precios para las descargas online. Deben creerse que están en vías de acorralar a las redes P2P y su avaricia no les permite esperar. Ya se les empieza a ver el plumero.

Cargando...