Teníamos el ‘phishing’, ahora tenemos también el ‘pharming’.

Los delincuentes informáticos han evolucionado el llamado “phishing”, el timo más extendido y que consiste en el envío masivo de correos en los cuales se suplanta la imagen de un banco para conseguir del usuario el número de sus cuentas, claves y otro tipo de información sensible.

Estos delincuentes piden a los clientes de los bancos estos datos con el pretexto, por ejemplo, de actualizar sus claves.El “pharming”, según los expertos consultados, es más peligroso y consiste en manipular el archivo de dominios que utiliza el usuario para desviarle, cuando teclea la dirección de la página real del banco, a otra web falsa y que suplanta a la original, sin que la víctima se percate.

Para acceder al ordenador atacado, los delincuentes envían un correo aparentemente vacío, que al abrirlo, activa un programa que les permite modificar los nombres de dominio y le redirigen a una página falsa cuando el usuario quiere acceder a la web de su banco.

De vital importancia es que cuando recibas un correo desconocido no lo abras, con esto te evitarás multitud de virus, estafas y demás peligros que circulan por Internet.

Fuente: elmundo.es

Cargando...

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que estás de acuerdo, pero puedes optar por no seguir si lo deseas. Aceptar Leer más