Afirman que el espionaje electrónico fue mucho más amplio que el reconocido

El gobierno estadounidense ha espiado a sus ciudadanos sin órdenes judiciales mucho más de lo que ha reconocido, indicó un diario el sábado y recogido por la agencia AP

El presidente George W. Bush ha reconocido que la Agencia de Seguridad Nacional ha monitoreado llamadas y correos electrónicos sin orden judicial, pero ha insistido en que sólo ha sido de comunicaciones internacionales, y sólo de personas con vínculos innegables a al-Qaida.

Sin embargo, el New York Times informa el sábado que la NSA (siglas en inglés de la agencia), con ayuda de compañías estadounidenses de telecomunicaciones, ha monitoreado un enorme flujo de comunicaciones internas e internacionales.

El informe cita como fuentes a funcionarios gubernamentales en funciones y retirados que exigieron permanecer anónimos. Tampoco proporciona el nombre de las compañías.Los técnicos de la NSA, dice el informe, han examinado un enorme volumen de conversaciones telefónicas y de internet, en busca de palabras o frases que delaten planes terroristas. El volumen es mucho mayor de lo reconocido por la Casa Blanca, afirma el diario.

Según la versión, un ex gerente de tecnología de una importante empresa de telecomunicaciones admitió que las compañías han estado almacenando datos sobre llamadas telefónicas desde los ataques terroristas del 11 de septiembre del 2001, y dándoselos al gobierno federal. El diario no identificó ni al gerente ni a la compañía para la que trabajaba.

La revelación sobre el espionaje interno ha causado un escándalo político en Estados Unidos, donde el gobierno tiene prohibido espiar a sus ciudadanos a menos que cuente con una orden judicial que explique claramente los motivos de la medida. Legisladores tanto demócratas como republicanos han criticado la decisión de Bush y han exigido una investigación.

Fuente Noticiasdot.com

Cargando...