La CMT sigue atando en corto a Telefónica.

La CMT ha decidido mantener las actuales obligaciones impuestas a Telefónica en la OBA, al persistir en este mercado “problemas de competencia potenciales”.

La OBA regula la apertura del bucle de abonado a otros operadores, esto permite ofrecer sus servicios de forma directa y, por lo tanto, supone una alternativa para lograr que éstos se desvinculen comercialmente de Telefónica.Telefónica seguirá obligada a proporcionar a todos los operadores que lo soliciten los servicios de acceso al bucle de abonado a precios regulados, de una manera transparente y no discriminada.
La CMT justifica su decisión por la ausencia de alternativas a la red de acceso de alcance nacional y la existencia de importantes barreras de entrada, que según el regulador “hacen poco factible que en el plazo de dos años exista una red de acceso alternativa de capilaridad similar”, a mi particularmente esta última afirmación no la veo “poco factible”,sino irreal y utópica.

El coste que supone instalar sus propios equipos y desagregar bucles desanima a las otras operadoras, que prefieren revender el servicio de Telefónica. Por ejemplo, en el caso de ADSL la CMT impone un precio de mayorista a telefónica de 24 euros al mes. Esto permite a operadores que no tienen equipos propios ofrecer ADSL, pero el margen es para todos el mismo, y el precio que paga el usuario también. La única forma de competir es desagregar el bucle.

Como ya indicábamos en una noticia anterior, la reventa del servicio ADSL en España es de las más lucrativas de Europa, los proveedores tienen unos márgenes brutos de entre el 59% y el 67%. Mientras que a los operadores les sea más sencillo y lucrativo alquilar que crear infraestructura propia, seguiremos con las tarifas más caras de Europa y el peor servicio.

Fuente: EFE

Cargando...

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que estás de acuerdo, pero puedes optar por no seguir si lo deseas. Aceptar Leer más