Los de Auna también tienen derecho a duplicación

No hará mucho leíamos en cincodias párrafos de cierto folleto publicado por Ono y referente a los clientes que adquirió cuando compró en agosto pasado el antiguo consorcio Auna. No había que leer entre lineas para ver que les sobraban y que querían darle puerta como fuese. Frases como “Estamos explorando la posibilidad de vender o ir reduciendo el negocio de acceso indirecto de Auna” o el final de articulo que concluye “A falta de una oferta de compra, Ono dice que su estrategia es subirles los precios a esos clientes y gastarse menos en atenderles, para así ‘extraer valor’.”, no dejaban lugar a interpretaciones optimistas.

Cuando una empresa compra otra y en las condiciones de venta, como es el caso, se incluye una cartera de clientes que ya tienen unos derechos adquiridos, una postura de este tipo es éticamente inadmisible y muy digna de un estudio legal para determinar posibles responsabilidades penales. No se adquiere una cartera de clientes para dedicarse a hacerles la puñeta luego, esta muy feo eso.Afortunadamente se ha dado marcha atrás a tiempo, bueno, a tiempo para los ex clientes de Auna que hayan aguantado el trato discriminatorio hasta ahora. Hoy Ono anuncia que en un par de semanas empezará a subir las conexión de estos usuarios a 4 Mb. Gratuitamente, por supuesto. Y es más, el 40% de los cuatrocientos mil usuarios en esta situación se beneficiaran de una rebaja en su factura mensual de un 10% aproximadamente.

Aplausos para ONO que, aunque a punto de ser tarde, se ha dado cuenta que todos sus clientes tienen los mismos derechos, provengan de donde provengan.

Cargando...

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que estás de acuerdo, pero puedes optar por no seguir si lo deseas. Aceptar Leer más