Clos afirma que a final de 2007 la banda ancha será ‘universal’

Menos mal que ha especificado que lo
asegura solo para nuestro país, que, sino, por universal se
podría entender que lo aseguraba
para todo el cosmos, lo que nos parece salirse algo de sus
atribuciones. Se referirá a que la cobertura de banda ancha
será del 100 % en España a final de 2007,
solo que hablando de universalidad parece que se le da más
importancia al logro, que, por otra parte, se alcanzará 10
meses
antes de lo previsto en el plan
Avanza
, si no surgen contratiempos de última hora.

Las inversiones que se han realizado en
estos tres últimos años para conseguir esta meta han
superado los 320 millones de euros, de los que 240 han sido
aportados por las operadoras, entre las que destaca Telefónica
como máxima inversora.

En la actualidad, según los
datos que baraja el Ministerio de Industria, solo queda por
dar cobertura al 10% del territorio nacional, zonas en la que
habita el 6% de la población española. No
sabemos si buscando lagunas en medio de zonas a las que se les supone
con cobertura desde hace tiempo, ese 10% aumentaría, suponemos
que sí.

Y una vez todos con ADSL, cable
o satélite, se pretende que este servicio sea útil para
todos y para ello se están aprobando en el Consejo de
Ministros una serie de normas para empresas y la propia
administración pública. Cuando se aprueben
definitivamente estos proyectos, las compañías
importantes en los sectores económicos básicos, lease
agua, electricidad, gas …, y la propia Administración
Pública deberán ofrecer a los usuarios soluciones
telemáticas
para poder realizar las gestiones clásicas,
el actual y desesperante papeleo, a través de la conexión
a Internet.

Estas noticias nos alegran, que duda
cabe, a pesar de que a esas fechas, tan concretas y tan cercanas, no
terminemos de darle toda la credibilidad que quizás se
merezcan. Aun así, algo, un funesto presagio, nos recorre
cuando pensamos en esa administración totalmente informatizada
en cuanto al contacto con el cliente. Una desagradable sensación
que nos vaticina una cercana época oscura, en la que se
perderá más tiempo solucionando los errores, siempre la
culpa será del ordenador claro, que el que ahora se pierde
llevando formularios de ventanilla a ventanilla.

Pero tras esa época oscura
llegará el tiempo de la luz, y podremos efectuar nuestras
gestiones cómodamente desde casa, con rapidez y eficiencia,
pero mientras llega, nadie nos quita el miedo del cuerpo.

Cargando...