El Gobierno recurrirá a favor de Telefónica

Lo que no quita que dentro de quince
días vuelva a cambiar de opinión, que ya estamos
acostumbrados a ello, y más en este tema. En el recurso a la
multa
de la Comisión Europea a Telefónica van
sucediéndose los capítulos de una obra que, cada vez
más, nos parece que sigue un guión ya escrito hace
tiempo.

La CMT ha declarado, por activa
y por pasiva, que hará todo lo que pueda para que el recurso
prospere, y solo siente no poder implicarse
aun más, y ha solicitado,
también insistentemente, la intervención, en el mismo
sentido, del Gobierno.

Obviamente, un apoyo inmediato e
incondicional del Ejecutivo hubiese levantado mucha polvareda,
acusaciones de favoritismos y hasta cosas peores. La postura lógica
es la que se tomó: anunciar que se estaba estudiando
los fundamentos jurídicos en los que se basa la sanción,
para actuar, en consecuencia, en caso de que se detecte
discriminación
y, ademas, se esté seguro de ganar. Ahí dejamos el
culebrón la última vez, reciente por desgracia, que
tuvimos que hablar de él, con el Gobierno dispuesto a
apoyar, pero no a presentar un recurso por su cuenta.

Por su parte, Telefónica
también se desmarcó, todo lo que pudo, de las
decisiones gubernamentales, declarando,
tajantemente, que es una empresa privada y que, por tanto,
resolverá sus problemas ella sola.

Pues, en este panorama, es cuando, en
una reunión de alto nivel de los ministerios de Economía,
de Industria y de Exteriores y de la Abogacía
del Estado
, con el beneplácito del titular de Industria,
Joan Clos, de la vicepresidente primera del Gobierno, María
Teresa Fernández de la Vega
, se ha decidido que sí
que se presentara
un recurso, solicitando que se anule la multa, postura en la que ha
pesado, fundamentalmente, la recomendación de la CMT.

Ahora toca decidir si actúa
independientemente de la operadora, y son dos recursos, por separado,
los que se presentan, o se integran ambos en uno solo. Mientras,
Telefónica estudia como rentabilizar las ventajas que,
a costa del varapalo, ahora obtendrá, bajo cuerda pero no por
ello menos ventajas, por parte de la CMT.

Cargando...