Orange también quiere una regulación a su medida

En lo que a nosotros, particularmente, nos parece un farol de mucho cuidado, el consejero delegado de Orange en España, Jean-Marc Vignolles ha asegurado que su compañía esta en disposición de ofrecer accesos a Internet de 100 megas mediante fibra óptica, el tan traído y llevado últimamente FTTH (Fibre To The Home).

No dudamos ni por un momento, más después de la adquisición de Ya.com y, por tanto, la red Albura, que Orange ya disponga de infraestructura para dar este servicio en unos cuantos barrios de un par de capitales y poco más. Lo que nos hace dudar, y mucho, de esas declaraciones son las realizadas a renglón seguido.Apenas había terminado de mencionar el FTTH, se apresuró monssieur Vignolles a enviar un mensaje, nada subliminal por cierto, a la CMT. Para que France Telecom se decidiera a esa inversión, sería necesario “mantener las obligaciones actuales de Telefónica en el mercado mayorista de banda ancha“. Para ser francés, se le entiende todo.

Dicho de otra manera, que si sale adelante la regulación por zonas propuesta por Telefónica, y que ya cuenta con las bendiciones de la CMT, Orange perdería todo interés en crear infraestructuras en España, lo que nos suena a todo lo contrario de lo que se afirma que pretende la posible nueva regulación: que el operador que quiera peces, invierta en sus propias redes.


Si se tiene en cuenta que fue una denuncia de la extinta Wanadoo, ahora Orange, la que provocó el multazo a Telefónica y el espantoso ridículo consiguiente de la CMT, otra razón más para pensar que sí que tienen posibilidades de salir adelante esas nuevas normas de regulación del mercado de telecomunicaciones.

Cargando...

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que estás de acuerdo, pero puedes optar por no seguir si lo deseas. Aceptar Leer más