Casi todo en uno de Orange

Suele pasar que, cuando se sacan los
pies del plato sin motivos realmente fundados, el tiro salga por la
culata. Esto es lo que le ha pasado a Orange a raíz de
sus corrosivas declaraciones contra Telefónica,
realizadas recientemente.

La división española de
France Telecom no dudó, en su momento, de acusar a
Telefónica de ser la responsable, en contubernio con la
CMT, de que su oferta “todo en uno“, no hubiese
tenido tanta aceptación, en el mercado, como esperaban.

Obviamente, la inmensa mayoría
de clientes que Orange recluta para su oferta estrella,
provienen de una linea de voz de Telefónica, por lo que
la operadora tradicional posee los datos correspondientes a las
portabilidades solicitadas por la compañía de
capital francés, y, ante el ataque dialéctico sufrido,
no ha dudado en filtrarlos, y mucho más dado que es
información de dominio público, no sujeta a
ninguna norma de protección de datos.

Orange puede presumir de haber
captado,
desde finales de septiembre en que comenzó la campaña,
alrededor de 50.000 usuarios para su modalidad “todo en
uno
“. El problema radica que, de ellos, solo 1.300
pueden presumir, a su vez, de Orange. Unos 48.700 de
los que han contratado ese paquete no disponen de linea de voz,
siguen haciendo las llamadas a través de Telefónica.

El motivo es simple, Orange no
ha solicitado a Telefónica, aun, la portabilidad de
esas lineas, por lo que esta última sigue facilitando ese
servicio y, por tanto, facturandolo.

En la antigua Wanadoo han
admitido el hecho, era difícil negarlo, y lo han justificado
por los controles de calidad. Según ellos, primero
suministran ADSL, hasta 20 megas, y TV y si la linea
aguanta aceptablemente, es decir, si el cliente no monta la mundial
en cuanto a quejas, es cuando ya solicitan la titularidad de
la linea de voz y trasladan el servicio a su modalidad de VoIp.

Puede que seamos demasiado
susceptibles, pero, nosotros, solo vemos, en esa manera de actuar, un
autentico pánico a las bajas que se pueden producir
como consecuencia de ofrecer más de lo que, en muchos
casos, es materialmente posible. Entre tanto, las consecuencias de
esas medidas “preventivas”, no pedir lineas que luego, quizás,
tengan que devolver a Telefónica, las paga el sufrido
usuario, tanto en metálico como en ulcera de estomago.

Cargando...

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que estás de acuerdo, pero puedes optar por no seguir si lo deseas. Aceptar Leer más