Alierta ve los precios del ADSL competitivos

César Alierta, presidente
de Telefónica, ha comparecido en rueda de prensa, junto
con Joan Clos, con motivo de un acuerdo
alcanzado, en virtud del cual la principal operadora de nuestro país
invertirá 250 millones anuales en el plan gubernamental
Avanza, cuyo objetivo es el desarrollo de la Sociedad de la
Información
.

Ha sido en este marco en el que Alierta
ha decidido dar su opinión
sobre los recientes cruces de declaraciones con las autoridades
europeas
, y, obviamente, ha coincidido con la postura oficial, la
de que los precios en España son muy normalitos, en
cuestiones de banda ancha. Si Telefónica resulta, en la
media, más cara, esto se solucionará cuando empiece a
ofertar, de manera amplia, velocidades superiores a los 3 megas,
ha declarado el presidente de Telefónica.

Debiéramos haber numerado los
capítulos del culebrón y ahora nos ahorraríamos
hacer el resumen, pero da igual, tampoco la cosa da mucho de si. Se
inició
con las declaraciones de la comisaria Kroes, denunciando que
en España de paga un 20% más de la media
europea por una linea ADSL. Contestó
Francisco Ros, afirmando todo lo contrario, lo que le fue
refutado,
de inmediato, desde Bruselas, con lo que el ministro Clos
decidió intervenir
e hizo un bonito discurso, en el que no dijo nada.

Era buen momento para dejar estar el
asunto, pero no, Ros se desplazó a Bruselas a
intentar venderle la moto a Kroes, con desastrosos
resultados.
Ya solo queda la guinda del informe
CMT sobre el tema, en el que cada uno puede leer lo que le
apetezca, e interpretarlo a su gusto, y el intento de hacer bajar la
media con una oferta trampa que ya denunciamos,
en primicia, en su momento.

Pánico, sudores fríos
incluidos, nos da cuando vemos a un Gobierno y a una
multinacional, de situación privilegiada, con intereses
comunes y luchando, juntos, contra el mismo molino de viento.

Ahora nos prometen que los precios de
Telefónica descenderán, a medida que empiece a
ofertar grandes velocidades. Y lo harán, pero sobre el
papel
, seguiremos pagando lo mismo, o un poco más, por
velocidades más altas, lo que producirá esa deseada
estadística de precios baratos, pero eso no se
verá reflejado en nuestro bolsillo.

Y no vemos el momento en que se
considere que ya se ha alcanzado el escalón necesario para
que, en vez de ofertarnos más velocidad, nos ofrezcan
rebaja por quedarnos como estamos. Claro que, por otra parte,
hablar de eso mientras no se garantice digamos un 80%,
y no el 10% actual, de lo ofertado y que eso sea cierto
sobre unos 10 megas, por ejemplo, hablarnos de medias de
países desarrollados es para considerarlo como tomadura de
pelo.

Cargando...