Jazztel decide fulminar a su competencia

Tenia que pasar tarde o temprano, eran
muchos años ya pensando a todas horas como sumir a Telefónica
en la ruina, y quedarse con todos sus clientes, y tanta meditación
tenia que dar sus frutos. Los tiempos de contemporizar han acabado, a
partir de ahora ya no habrá piedad.

Estamos en un momento crucial de la
historia de las telecomunicaciones españolas, en el que
Jazztel, harta de perder clientes trimestre tras trimestre, a
pesar de los que miden hasta los centímetros del largo de la
linea para vaticinar que te van a llegar 19 de los 20 megas,
ha logrado volver a tímidos números positivos y, desde
este trampolín, lanza la oferta definitiva, una bomba que
sacudirá el actual
estado de cosas hasta sus cimientos.

Jazztel, id a por la medicación
antes de seguir leyendo, regala, desde el sábado, una
PlayStation (PSP) con cada alta en linea de hasta 20 megas, y piensa
seguir haciéndolo
todo lo que queda de marzo.

El modelo elegido ha sido la portátil
de Sony, la PSP Slim, valorada en unos 150 euros.
Esta rompedora oferta tiene como condición sine qua non
que el alta se realice en una tienda The Phone House y a donde
hay que presentarse con 100 euros por delante y un bolígrafo
para firmar un compromiso de permanencia de año y medio
(18 meses) y una renuncia expresa a la clausula
de “si no estas satisfecho te devolvemos el dinero” que
Jazztel da a sus clientes, en zona de red propia, desde
septiembre pasado.

Pero no penséis mal, esa fianza
en metálico exigida es solo para evitar la picaresca y
Jazztel no piensa, ni por un momento, quedarse con ella: la
devuelve en forma de descuentos de 4,8 euros más
IVA en al factura mensual durante el periodo de permanencia
obligatorio. Y de forma generosa además, ya que basta una
simple calculadora para ver que, al final del año y medio,
Jazztel te habrá devuelto dos céntimos de
más, lo que es digno de consideración en estos momentos
en que la rentabilidad del capital es baja.

Es, pues, una oferta no solo digna de
tener en cuenta para los que quieran una PSP, sino también
para inversores.

Cargando...