Telefónica tendrá que lanzar su FTTH de verdad

En un alarde de sagacidad, la CMT
le ha visto el juego a Telefónica y ha reducido las
pretensiones de la operadora a la mitad.

Telefónica, que mientras
se decide la legislación del VDSL anda con pruebas
de FTTH, había solicitado a la CMT permiso para
hacer unas pruebas piloto de fibra óptica hasta el hogar
con 10.000 líneas, lo que venia a ser, poco más
o menos, iniciar una primera fase de comercialización de ese
producto.

La CMT se ha dado cuenta que
muchas casas son esas para una simples pruebas y que, obviamente,
casi coparían el mercado en las zonas en que se implantaran y,
no hace falta bola de cristal para adivinarlo, estas serian,
precisamente, y como siempre, las más rentables de
Madrid y Barcelona.

El impacto que tendría un
despliegue de ese volumen en una modalidad ni siquiera
incipiente aun seria altamente negativo para una futura
competencia, y así lo ha visto la CMT, que considera
que una cosa son pruebas y otra, muy distinta, cablear 10.000
domicilios.

Pero no todo se ha perdido para
Telefónica, que ha conseguido
permiso para poner FTTH experimental en 5.000 hogares,
la mitad de lo que solicitaba.

Si se eligen bien esos 5.000 accesos,
no demasiados en un mismo bloque de viviendas y otros pequeños
detalles, se puede conseguir un enorme potencial de infraestructura
ya lista para, en un momento dado, poder dar 100 megas por
fibra a unos 150.000 hogares, depende del numero de edificios
que se cableen.

Si quiere ir acaparando más
mercado, tendrá que inventar otra cosa para entrar en los
edificios o, simplemente, empezar a comercializar el FTTH en
serio. Pero para eso todavía falta: ni siquiera esta legislado
el VDSL, que, se supone, tiene preferencia en la lista de
tareas de la CMT.

Cargando...