Tímida expectación ante el plan de negocios de Jazztel

El tercer plan de viabilidad que
Jazztel presenta en la era Leopoldo Pujals, que pasará
a la historia como el plan Capitán Trueno, por su
presentación,
ha despertado algo, no demasiado, a los hastiados inversores.

Las acciones de la compañía
se han revalorizado
en un 6,9% en la sesión de hoy y alcanzan un valor de
0,31€, un par de décimas bien recibidas para los que
han visto que las dos anteriores previsiones de crecimiento de
Jazztel no se han cumplido. Los analistas, que no se fían
en exceso de súbitos cambios, recomiendan no perder ojo de los
informes trimestrales.

Sobre la posibilidad de un crecimiento
real, propios y extraños destacan que, si se produce, será
debido, fundamentalmente, al cese de hostilidades con Telefónica.
La incesante búsqueda de motivos para demandar a la operadora
dominante, que fue estrategia de Jazztel durante años,
solo produjo un considerable perjuicio para los usuarios,
sobre todo en el tiempo de espera entre el alta y la activación
de la linea.

El último cartucho, demorado
meses y meses, que la operadora guarda en la manga es la telefonía
móvil
y, como es lógico, se usa. La operadora
anuncia que lanzará
al mercado ofertas de factura única que incluyan
modalidades de telefonía móvil en junio.

Urge que el mercado se tranquilice y
mantenga la inversión y queda poca más de año y
medio para que cumpla el plazo de la emisión de bonos que le
sirvió para obtener 250 millones, que en abril
de 2010 pueden ser reclamados.

Cargando...