Google montará la red más rápida de EEUU

Hace tiempo que a Google le
están tocando las narices a nivel internacional, empezando por los
editores, siguiendo por las asociaciones de derechos de autor, los
gobiernos totalitarios y los que en teoría no lo son tanto,
últimamente las operadoras y la lista continua casi sin fin.

El caso es que la compañía ubicada en
Mountain View es muy consciente de que su situación de casi
monopolio, y de poder sortear casi todos los impuestos de casi todos
los países, dado el ámbito virtual de se negocio, la hacen blanco
de todo tipo de maniobras encaminadas a que ceda parte del pastel del
que goza casi en exclusiva.

Google sabe, perfectamente, que,
tarde o temprano, le irán imponiendo condiciones que la irán
debilitando, por lo que, desde hace tiempo, anda diversificando su
modelo de negocio y experimentando en nuevos frentes,
fundamentalmente en convertirse en ISP, o dicho de otra
manera, hacer realidad las peores pesadillas de cualquier proveedor
de accesos a Internet.

Ya intentó entrar en el negocio de las
redes inalámbricas, intentando entrar, sin éxito, en la subasta del
espectro de canales para wireless y ampliar la red propia que usa en
su sede de California y ponerla en el mercado público.

Ahora parece que, con el beneplácito
del gobierno estadounidense, está mas cerca
el momento en que Google ofrezca accesos a la Red a
alta velocidad.

En lo que, como todo lo que hace,
denomina experimento, Google va a montar la red más rápida
de EEUU. Hablamos de 1 gigabite por segundo, lo que
supone una película de alta definición descargada en cinco minutos,
cien veces más rápido a todo lo que hay actualmente en
norteamérica.

La compañía ha abierto un periodo de
solicitudes, para zonas o comunidades que deseen albergar esta
iniciativa, en principio calculada para dar 50.000 conexiones,
pero fácilmente ampliables a las 500.000, que, a su vez,
también se podrán ampliar.

La que está organizando Alierta,
que diría el Gran Wyoming.

Cargando...