Consulta sobre la banda ancha europea como derecho universal

La Comisión Europea ha abierto
un periodo de consulta para estudiar el ya viejo y controvertido
derecho de los ciudadanos a tener un acceso a Internet a una
velocidad razonable.

Decimos controvertido porque hay dos
puntos de vista, el de los ciudadanos por un lado y el de las
operadoras y Estado en el contrario. Las operadoras
saben que les va a costar asumir la mayoría del coste y el Estado,
aunque aportaría poco en comparación, no quiere enfrentarse a
ellas, prefiere darle largas a una exigencia que ya lleva años en la
Red y en la calle.

Ahora Bruselas abre una consulta
pública, abierta hasta el 7 de mayo, al respecto.

Según la Comisaria de
Telecomunicaciones
de la UE, Neelie Kroes, “Esta
consulta nos ayudará a comprobar si necesitamos actualizar las
normas para tener la seguridad de que todos los ciudadanos de la UE
pueden acceder a los servicios esenciales de telecomunicaciones,
incluida la conexión rápida a Internet. Como los mercados y
la tecnología están cambiando con rapidez, tenemos que velar por
que nadie quede excluido de la sociedad digital”.

La consulta está encaminada a recabar
opiniones de Gobiernos, operadoras y ciudadanos,
aunque ignoramos a quienes de estos últimos se les va a preguntar y
si no se sabe la respuesta de ese sector de antemano.

Cargando...

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que estás de acuerdo, pero puedes optar por no seguir si lo deseas. Aceptar Leer más