Viladecans deberá subir los precios de la fibra óptica municipal por orden de la CMT

En noviembre de 2010, Telefónica denunció al Ayuntamiento de Viladecans y le exigió que clausurara la red alternativa que allí utiliza Orange, aduciendo deslealtad a la competencia en el mercado.
El punto es que el municipio llevó la fibra óptica a 2.600 hogares y la entidad pública VIGIP, que gestionaba la red, comercializó el acceso FTTH junto con Orange y Ádamo a 29,90€ los 100 Mbps de velocidad.
La CMT, que recibió la denuncia, no clausuró la red, pero sí obliga al municipio a subir un 14% las tarifas, aduciendo que el plan de VIGIP “no cumple con el principio de inversor privado en una economía de mercado”.

Cargando...

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que estás de acuerdo, pero puedes optar por no seguir si lo deseas. Aceptar Leer más

tempus velit, nec libero. facilisis eget luctus venenatis ut in dolor