Review: cargador USB múltiple KSIX de 5 salidas

Os explicaré un problema que seguramente os suene familiar: cuando viajo, con la acumulación de dispositivos electrónicos, suelo tener problemas para poder cargarlos todos en el hotel. Ya a veces, sudo en mi casa para encontrar enchufes para todos, incluso en las regletas…

Smartphone, tablet, ordenador, smartwatch, cargador móvil para si estos dispositivos se descargan… demasiados enchufes ocupados, y en habitaciones de hotel muchas veces nos encontramos con uno o dos enchufes a lo sumo. No obstante, un factor viene en nuestra ayuda: casi todos los dispositivos mencionados utilizan una conexión USB.

Es entonces cuando pensamos lo bien que nos vendría un cargador USB múltiple, es decir, un dispositivo que conectado a un sólo enchufe, disponga de varias salidas USB para alimentar a tantos equipos como le sea posible. Pués si eres de los que sufren el mismo problema, estás de enhorabuena: este dispositivo existe, y además os puedo contar de primera mano cómo funciona, ya que he probado uno.

Se trata, concretamente, del cargador múltiple USB con cinco puertos (uno de los cuales con carga rápida; incidiré en este aspecto más adelante) de la marca KSIX.

Vista lateral del cargador de KSIX
Vista lateral del cargador de KSIX

Dicho cargador hace exactamente lo que he enunciado: podemos conectarle hasta cinco dispositivos USB simultáneamente para cargarlos todos a la vez utilizando para ello un sólo enchufe.

La carga más inteligente

¿Qué labor realiza exactamente un cargador de este tipo? Pues, a grandes rasgos, tomar la corriente alterna que le llega a través de la red eléctrica, y convertirla a corriente continua con un voltaje y un amperaje adecuado.

Y, por ello, esto nos plantea el primer problema de un cargador múltiple: los cargadores incluidos con los dispositivos que adquirimos, ya ofrecen en su salida el voltaje y amperaje adecuado para el dispositivo concreto en el que van a ser utilizados, mientras que el uso de otro cargador distinto implica que, en el caso de que estos parámetros sean ligeramente distintos, el dispositivo se cargará más lentamente, o bien el tipo de carga puede afectar a la vida operativa de su batería.

Para paliar estos problemas, este cargador múltiple de KSIX utiliza la carga inteligente o smart charge: cuatro de sus puertos USB pueden cargar los dispositivos conectados a la máxima capacidad del dispositivo conectado, de forma que optimizaremos la carga para cada smartphone, tablet y/o smartwatch conectado.

En total, dichos dispositivos se reparten 6,4 V y 10 A. Si todos los dispositivos conectados requieren de mayor alimentación, simplemente se cargarán más lentamente.

He hablado de cuatro puertos con smart charge, pero este dispositivo presenta cinco puertos, así que… ¿qué pasa con el quinto?

Pues el quinto, que identificaremos rápidamente por la serigrafía que lo acompaña (como a los otros cuatro para indicar que su carga es smart) y porque la lengüeta interior es verde, a diferencia de los otros cuatro en las que esta se presenta en color blanco, sigue el estándar QuickCharge 3.0.

En esta instantánea podemos apreciar los cuatro puertos smart charge (lengüeta blanca) y, en la parte derecha (con lengüeta verde), el puerto QuickCharge 3.0
En esta instantánea podemos apreciar los cuatro puertos smart charge (lengüeta blanca) y, en la parte derecha (con lengüeta verde), el puerto QuickCharge 3.0

Dicha tecnología, creada por Qualcomm, incrementa el voltaje para cargar más rápidamente los dispositivos. Además de ser compatible con QC 3.0, lo es también retroactivamente con las anteriores versiones 2.0 y 1.0 de dicho estándar.

Para sacar el provecho a este puerto, el dispositivo conectado debe ser compatible con QuickCharge en cualquiera de las versiones mencionadas, aunque el máximo partido lo dará si es QC 3.0.

Su practicidad, puesta a prueba

Tras unas semanas de uso, debo deciros algo que, no por evidente, debo dar por sentado que lo sabréis: poder cargar todos los dispositivos de viaje desde un sólo enchufe mejora la experiencia de viaje en el apartado electrónico.

Hasta ahora, en algunos hoteles me había encontrado con uno o dos enchufes libres, y de tener incluso que dejar dispositivos cargando en el baño, dejar unos cuantos por la noche y levantarme más pronto para cambiarlos o aprovechar una fugaz escapada al baño a las tantas de la madrugada para cambiarlos y así poder cargar todos los dispositivos.

Ahora, con un solo enchufe puedo cargar la parafernalia electrónica que llevo habitualmente cuando salgo fuera: smartphone, smartwatch, y cargador de viaje de 5.000 mAh.

También debería incluir aquí la posibilidad de cargar la batería externa y el MacBook, conectando la primera al enchufe mediante un cable USB-A a USB-C, y la segunda al Mac; como la batería externa tiene pass-through, primero se carga el ordenador, y luego empieza con la batería. No obstante, siempre llevo encima el cargador del Mac y, si me es posible, lo dejo en otro enchufe conectado de la manera explicada para que me cargue a la vez ambos dispositivos.

Tras este periodo utilizándolo, puedo aseguraros que ninguno de mis dispositivos electrónicos se ha resentido de una disminución en la capacidad de la batería u otros posibles daños que sí pueden darse en otros cargadores alternativos baratos que no cuidan la calidad, manteniendo el nivel de carga y su autonomía.

Incluso, en el caso del smartwatch (un LG W100), diría que el nuevo cargador ha mejorado su autonomía ligeramente, aunque por el uso que le doy es difícil hacer la comparación exacta, pero la sensación (que podría ser también inducida) es esta. Lo que tengo por seguro, es que a partir de ahora utilizaré este cargador y no el original de LG, que puede haber resultado dañado.

En este sentido, KSIX ha realizado un trabajo impecable.

Para la carga rápida es necesario el cable adecuado

El paquete de venta de este cargador USB múltiple de KSIX solamente incluye el dispositivo en sí, y el cable de conexión al enchufe, pero no proporciona cables de conexión a los dispositivos, ya que se presupone que cada uno de ellos lleva el preceptivo cable, que tomaremos del cargador propio.

No obstante, tal vez habría sido acertado incluir un cable de carga rápida (que debe estar preparado para ello), puesto que sólo con uno de estos cables es posible sacarle el jugo al cargador verde.

Lo he probado con mi teléfono Xperia Z5, el cual es compatible con QuickCharge 2.0, y un cable normal y otro preparado para carga rápida, y las diferencias han sido notables.

Así, con un cable normal y estando encendido y conectado a la red (es decir, consumiendo energía), en 20 minutos ha pasado del 21% de carga al 34% (diferencia de 13%), mientras que con el cable preparado, ha pasado del 45% al 72% (un 27%), es decir, el doble de carga. Eso sí, en ambos casos el “calentón” en su parte posterior ha sido notable.

Al cargarlo con el teléfono apagado, durante 20 minutos, al utilizar el cable normal ha pasado de un 16% a un 32% (16%, con un calentamiento moderado), mientras que con el cable especial, en el mismo periodo de tiempo ha pasado del 35% al 51% (un 16% igualmente, cosa bastante curiosa).

Estos valores podemos compararlos con 20 minutos de carga conectado a un puerto smart charge, que con el cable normal ha pasado de un 28% a un 42% (14%), y con el cable especial de un 51% a un 69% (18%).

Mi conclusión ha sido clara: si tengo que utilizar la carga rápida, lo haré con el teléfono encendido y con el cable especial, que es como consigo el máximo rendimiento. Eso sí, también tengo la sensación de que, luego, la carga baja a una velocidad ligeramente superior a la habitual.

También debo señalar que he trabajado con un Xperia Z5 que ya tiene poco más de dos años de antigüedad, con lo que la batería puede tener ciertos vicios. Lo que os aconsejo es que toméis vuestras propias mediciones para vuestro terminal, tanto con este como con otros cargadores compatibles QuickCharge.

Conclusión

¿Recomendaría este cargador USB múltiple de KSIX? Sin duda; aunque no dispusiera de QuickCharge y smart charge, y aunque pueda no parecer tanto, la comodidad que ofrece un cargador múltiple para nuestros dispositivos es enorme, sobretodo cuando vamos de viaje.

La experiencia con este aparato concreto, durante unas semanas, me ha demostrado que optimiza la carga de las baterías, ya sea cuando carguemos un dispositivo o un cargador de viaje.

Y, para los momentos en los que hay que cargar rápido, el puerto QC 3.0 va de perlas; ahora, ir un momento al hotel a ducharse, y volver a bajar para irse a cenar ya no significa tener que preocuparse por el nivel de carga de la batería del terminal, sino que podremos mantener un nivel de carga aceptable para el resto de la noche.

El modelo concreto de este dispositivo es el BXCDUSB5Q3, y su coste es, en el momento de escribir estas líneas, de 21,90 € IVA incluido a través de la web de KSIX.

Cargando...

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que estás de acuerdo, pero puedes optar por no seguir si lo deseas. Aceptar Leer más