Industria prepara medidas regulatorias en servicios de telecomunicaciones

Para evitar el “slamming” (contratación no solicitada del servicio de Internet ADSL, es decir, altas fraudulentas) se exigirá que la solicitud de contratación de cualquier servicio de telecomunicaciones se tenga que hacer por medios que acrediten la solicitud; así cuando un usuario afirme no haber contratado, la carga de la prueba de la contratación corresponderá al operador.

Además se establecerá la obligación de que el operador que ha realizado el alta fraudulenta asuma todos los gastos que ésta haya generado en el reclamante.En relación con las bajas no tramitadas se establecerá en la futura regulación la prohibición de que, cuando el usuario se da de baja sin haber disfrutado nunca del servicio por incumplimiento del operador, pueda cobrársele penalización ni cuota alguna.

En los procesos de cambio de operador, el operador donante, en el momento en que se le notifique el cambio deberá dar de baja automática todos los cargos fijos (cuota mensual de ADSL, bonos de llamadas, etc.).

En caso de interrupciones en el servicio de Internet resultará aplicable al menos una compensación, consistente en el prorrateo de la cuota mensual por el tiempo que dure la interrupción, dada la proliferación de los esquemas de tarifa plana. Además, el operador deberá establecer en el contrato los supuestos de indemnización

Se regularán los servicios prestados a través de números cortos de móviles.

La futura Orden Ministerial de Calidad obligará a los operadores a medir y publicar sus niveles de calidad en parámetros armonizados a nivel europeo, que permitirán una fácil comparación por los usuarios entre la calidad ofrecida por los distintos operadores.

Ampliar noticia

Categorias: Nacional

Etiquetas:

1 Comentariro