Francisco Ros no quiere capital público extranjero en las operadoras españolas

Hoy tiene previsto el Secretario de Estado de Telecomunicaciones una reunión con las autoridades de la Comisión Europea, en la que pedirá la privatización de todas las operadoras de la Comunidad. Según Ros, “debe desaparecer, de una vez por todas, la participación pública en los operadores nacionales”.

Y no es un capricho que España defienda la total independencia de las operadoras europeas ante los intereses de los gobiernos correspondientes. Una vez privatizada Telefónica España, no se ve con buenos ojos, desde el Gobierno, que compañías con capital estatal extranjero operen en nuestro país, compitiendo, con directrices y fondos gubernamentales,que ponen en inferioridad de condiciones a las empresas privadas nacionales.Este es el caso de France Télécom, un 32.5% de su capital es del estado francés, o Deutsche Telekom, en la que el estado alemán participa con un 37%. La primera actúa en España a través de Amena y Wanadoo, que pronto serán un único grupo, el tan anunciado Orange. Por su parte Deutsche Telekom es propietaria de Ya.com.

En este asunto coinciden totalmente Telefónica y el Gobierno, hay que evitar una competencia entre una empresa privada, que solo cuenta con sus beneficios y crédito, con otras empresas que reciben sustanciales inyecciones de fondos de sus respectivos Gobiernos. No tan de acuerdo están Wanadoo, Ya.com ni la fantasmal operadora de telefonía móvil Xfera, controlada en su totalidad, 76.5%, por Finlandia. Nunca llueve al gusto de todos.

Categorias: Nacional

Etiquetas:

Los comentarios están cerrados