La CMT ejerce su derecho al pataleo

La Comisión del Mercado
de Telecomunicaciones español continua lamentando,
amargamente, no tener la entidad jurídica necesaria para
acudir, como parte implicada, al Tribunal de Luxemburgo en el
recurso de Telefónica a la multa que la autoridad de
competencia europea le impuso, a solicitud de France Telecom,
que por aquel entonces actuaba en España como Wanadoo.

En la reunión de ayer, la CMT,
como primera medida, acordó archivar, en lo más
profundo del más olvidado de sus armarios, un expediente
sancionador
que se abrió, hace un año, contra
Telefónica por una denuncia de … adivinad de qué
operadora gala cuyo nombre empieza por France y termina por Telecom.
Primer toque de atención, se veía venir y no será
el último, por mucho que Orange intente
pasar desapercibida estos días.

Ya un poco más desahogados,
después de hacer lo único efectivo que podían
hacer contra lo que ven como un contubernio franco-belga,
aunque algo
de eso hay desde las primeras etapas del canon europeo, pasaron al
siguiente punto del día, el de volver a rasgarse las
vestiduras.

Entre lamento y lamento, han encontrado
tiempo para acordar solicitar
al Gobierno su intervención en el proceso, para pedir
la inmediata anulación de la sanción, ya que la
decisión de Bruselas vulnera sus competencias, la
decisión se tomó sin su participación en las
deliberaciones, a lo que, según ellos, tenia derecho según
la Directiva Marco actual y, ademas, no les gusta.

En la Comisión Europea no
se han hecho declaraciones oficiales, pero el sentir general habla de
un profundo disgusto, fruto de sentir que la CMT es una
desagradecida, que no ha valorado las flores
que la comisaria de Competencia, Neelie Kroes, le lanzó
al tiempo de comunicar la sanción, asegurando que nada iba
contra ellos.

Mientras al Gobierno continua en
su postura de estudiar los fundamentos de la multa y solo intervenir
si se esta seguro de ganar.

Categorias: Nacional

Etiquetas:

2s Comentarios

  1. ¿Lo del contubernio franco-belga es de coña, no? Porque aquí el único contubernio que hay es español (como siempre): todos confabulados para que Telefónica campe por su cortijo, lo que mande el señorito, y con el dinero que roba, digo recauda, en este país, tirarlo alegremente en “inversiones” por el extranjero.

    Ya me parecía a mí mucha generosidad por parte de los de siempre dejar que se llevaran la CMT a Barcelona. Aparte de quedar como lo que es, su valor en el futuro (corto, medio y largo) es mierda pura 100%.

    Por cierto que yo no sé si fueron flores lo que la Kroes les tiró encima… vamos, a mí no me lo parecen…

  2. Desde que “alguien” la liberalizo… telefonica ha echo lo que ha querido.. o casi