La FCC destina el espectro radioeléctrico a redes inalámbricas sin licencia

Tras varios rumores y algunas propuestas rechazadas la Federal Communications Commission decide por el destino de los espacios en blanco que ha dejado la televisión analógica en su paso a la señal digital.

¿El afortunado de esta elección? La banda ancha y las conexiones móviles. La FCC ha autorizado que el espectro de la señal se pueda utilizar sin licencias. Usuarios, creadores de dispositivos y proveedores de servicios se podrán beneficiar de este aumento de conectividad.

¿Qué suponen los espacios blancos? Que cualquier persona interesada en desarrollar servicios de banda ancha móvil pueda hacerlo sin un trámite burocrático. Los usuarios de a pie por su parte se verán beneficiados al recibir una mejor señal de conexión a la que tienen actualmente.

Desde el punto de vista técnico, el espectro que ha quedado libre es de baja frecuencia por lo cual se puede ofrecer un alcance más amplio y que atraviese mejor los obstáculos físicos como los muros. Por otra parte, los puntos WiFi que utilicen este espectro podrían alcanzar velocidades de 100 Mbps sin dificultad.

Uno de los grandes beneficiados son los pequeños municipios y pueblos que, por su situación geográfica, reciben una señal limitada o nula. Al mejorar las conexiones de banda ancha, también mejoraría la cobertura de telefonía móvil de aquellos hogares que cuenten con femtoceldas.
Según un estudio realizado por una fundación de
Microsoft
, se estima que la utilización del espacio blanco para mejorar los
servicios de banda ancha inalámbrica
aumentaría el volumen de actividad
económica de 3,9 a 7,3 millardos de dólares.

Dicho así, todas estas mejoras resultan muy positivas para todos los
estadounidenses. Sin embargo, la FCC y las operadoras no han querido
dejar ningún cabo suelto y el concepto de “sin licencia” tiene un
pequeño matiz. Y es que el organismo gubernamental se guarda el derecho
de anular cualquier servicio que no cumpla con una serie de requisitos
formales, entre ellos, no intervenir en el negocio de los operadores
locales
.

Uno de los problemas posibles derivados de usar el espectro de
radiofrecuencia son las interferencias. Por un lado algunos micrófonos
inalámbricos podrían recibir ruido de otras señales pero en principio es
una hipótesis si se llegara al punto de que se masificara el servicio.

Por otra parte, la FCC creará un registro a través del cual cada compañía
que utilice el espacio radioeléctrico en blanco tendrá que registrar su
frecuencia para no interferir con otros servicios.

¿Y en España? De momento no está muy claro qué sucederá con el espectro
radioeléctrico
que ha dejado libre la televisión analógica. Desde el
Ministerio de Industria está pendiente la creación de una Agencia del
Espectro Radioeléctrico
para gestionar este asunto.

En la Unión Europea ya han recomendado
a los países miembros que utilicen el espectro para mejorar las
conectividades móviles
tanto en telefonía como en banda ancha.

El caso de Estados Unidos es un referente interesante y en cierto modo
un espejo en el que mirarse. Si esto ocurriera en España, podría dar
lugar a una mejoría en la cobertura en zonas geográficas complicadas y
abriría las puertas a las empresas de telecomunicaciones a experimentar
con proyectos de Investigación y Desarrollo, una cuestión  
que a día de hoy sigue reñida y complicada en nuestro país
.

 

Categorias: Nacional

Etiquetas:

Los comentarios están cerrados