La compra de Canal+ da a Telefónica una posición sin rival en el mercado convergente

Cuando Telefónica lanzó Movistar Fusión, en Octubre de 2012, pocos se podían imaginar que la empresa iba a apostar tan fuerte por esta tarifa. Pero cada paso que da la operadora refuerza Fusión a costa de cualquier otra oferta.
Su reciente decisión de ofrecer fibra para todos es un ejemplo. Al ser una transición gratuita, serán muy pocos los clientes de ADSL que no quieran pasarse al FTTH. Si Telefónica inicialmente esperaba tener 7 millones de hogares pasados con fibra para final de año, y luego revisó ese número a 10 millones, es probable que incluso esta última cifra se quede corta. Para hacernos una idea, en España hay unos 18 millones de hogares.
Y si bien es cierto que los competidores (Vodafone, Orange y Jazztel) están desplegando su propia red de banda ancha ultrarrápida, van a tener difícil competir en materia de contenidos televisivos. Telefónica cuenta o contará con derechos a contenidos premium como la Fórmula 1, el Mundial de motociclismo, la Liga…no hay duda de que la operadora apuesta por lo que en la industria se conoce como quadruple play: internet fijo, teléfono fijo, televisión, y móvil.

Además, podría estar preparando un dispositivo que una las funciones de router y descodificador (para los contenidos de televisión). Esto facilitaría las labores de instalación de Fusión. Un cliente que hubiese contratado contenidos internet pero no contenidos televisivos, por ejemplo, podría añadir éstos a su tarifa sin necesidad de instalar nada.
En estos momentos, la mayor amenaza para la operadora es una intervención de los reguladores. Orange ya ha denunciado la oferta de fibra ante la CNMC, y ahora la adquisición de Canal+ podría poner al resto del sector en pie de guerra.

Categorias: Nacional

Etiquetas:

Los comentarios están cerrados