Mirando Internet desde el espacio, una carrera espacial diferente

Internet se ha convertido sin duda en la mayor herramienta de desarrollo (y de control) para cualquier población pero son aun muchas las personas en el mundo, unos 4.300 millones en concreto, las que no tienen acceso a Internet de ninguna forma. El aislamiento y el bajo desarrollo de estas poblaciones son las causas más comunes.

En esta lucha, Google ya planteó lanzar globos con WiFi o Facebook ha pensado lanzar drones pero aunque estas soluciones podrían ser factibles, son otras las compañías que se están alzando con esta pugna, la pugna de la carrera espacial del siglo XXI. Su principal fin es conseguir la fórmula perfecta que permita, desde el espacio, dar cobertura de internet a los territorios más aislados o subdesarrollados del planeta.

En esta lucha se encuentran sobre todo dos empresas, Spacex que cuenta con la gran financiación de Google y Fidelity (1.000 millones de dólares) y OneWeb que cuenta con el apoyo de Richard Branson, fundador del grupo Virgin y la firma de chips Qualcomm.

Ambas empresas han llegado a la misma conclusión, la señal es muy débil si procede de un gran satélite y es necesario el lanzamiento de una serie de pequeños satélites de baja órbita para apoyar esta cobertura. Con la privatización de las lanzaderas en EEUU se han abaratado mucho los costes de un lanzamiento, algo que resulta muy beneficioso y que, según aseguran ambas empresas, hace factible que de aquí a unos 5 años sea posible lanzar estos microsatélites, abaratar el servicio sin perder calidad y hacer llegar internet a todo el Mundo.

Categorias: Internacional

Etiquetas: ,

Los comentarios están cerrados