Darse de baja, igual de fácil que de alta

Antes de nada, al César lo que es del
César, no, no nos habíamos enterado, gracias por el aviso
Sic. Y hablando del tema, ¿somos los únicos que
vemos tan poca televisión que aún no sabemos como son
los anuncios de la campaña informativa?

Pero expliquemos de que hablamos.
Resulta que el pasado día 15, día de los
derechos del consumidor (tampoco sabíamos que
existiera tal día o lo imaginábamos más bien a
final de mes, cuando llegan las facturas), doña Elena
Salgado
, Ministra de Sanidad y Consumo, presentó
una campaña informativa para dar a conocer la Ley de
Mejora de la Protección de los Consumidores
y Usuarios (¿la LMPCU?). Esta campaña, dotada
con 2.1 millones de euros, se supone que estará
presente en todos los medios de difusión desde el día
16 hasta el 31 de este mes, con el eslogan “¿Qué
es lo que te corresponde?”
.

Durante este periodo se pasarán
450 spots de televisión, 417 en salas de cine y
204 cuñas de radio. Se realizarán 252
inserciones en prensa, se colocarán 1.570 soportes
exteriores en cercanías de RENFE nacional y en el Metro, se
insertarán 3.820.000 “banners” en Internet y
se distribuirán 50.000 trípticos y 1.500
carteles. Nuestro trauma aumenta, vivimos apartados de la
realidad social parece, ¡queremos ver algo de eso!

Porque entre otras cosas, positivas
todas, brilla con luz propia el siguiente punto de esta Ley de
Mejora
:

  • Iguales facilidades para altas
    y bajas en los servicios
    .- Respondiendo a demandas repetidamente
    requeridas por los ciudadanos, la nueva ley establece el derecho a
    darse de baja de los contratos suscritos con prestadores de
    servicios con las mismas facilidades con las que se dan de
    alta. El prestador incurrirá en infracción si trata de
    impedir la baja del usuario imponiendo cargas que penalicen el
    derecho a poner fin al contrato, lo que es especialmente importante
    en la prestación de servicios de naturaleza periódica.
    Además, deberá informar de este derecho y de la forma
    de hacerlo de manera previa y gratuita, sin obligarle, por ejemplo,
    a obtenerla a través de un número telefónico de
    tarificación adicional.

En cuanto a las penalizaciones
por bajas “prematuras”, ya sabíamos, desde hace tiempo,
que son ilegales, la novedad radica en que, si para darnos de
alta en un servicio ADSL, sea de la compañía que
sea, basta con una llamada, con solo una llamada podemos
darnos de baja, lo contrario seria dejar por mentirosa a la
ministra, y dudamos que ninguna operadora sea tan maléfica y
falta de corazón como para darle ese disgusto a la pobre
Elena. Así pues, entendemos que la era de los faxes no
recibidos y de los caros burofaxes ha concluido.

Suponemos que ya seria demasiado pedir
que, lo mismo que nos llaman a cada momento para ofrecernos nuevos
servicios, nos llamaran de vez en cuando para preguntarnos si estamos
contentos y facilitarnos la baja en caso contrario. Pero dejemosnos
de fantasías, por ahora seriamos felices solo con solo ver uno
de esos anuncios de esa campaña, a ser posible el que más
hincapié haga en esto de las facilidades para darse de
baja

Cargando...

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que estás de acuerdo, pero puedes optar por no seguir si lo deseas. Aceptar Leer más