Una promesa y arreglado el asunto

El ministro de Industria, Turismo y
Comercio, Joan Clos aun, ha decidido zanjar el tema del precio
del ADSL en España de manera fulminante, y
cuando un político toma esa extrema decisión, ya
sabemos lo que pasa, que, tras unas palabras que intentan ser
contundentes y una promesa de tintes electorales, todo,
precios incluidos, sigue exactamente igual que antes. Nosotros
creíamos haber agotado
este asunto ya, pero faltaba la guinda.

“El mercado es muy abierto y
competitivo, con ofertas contrapuestas. Nos interesa que el
mercado funcione para que los precios promedios sean de los
mejores de Europa“, ha sido el discurso elegido
por Clos para la ocasión.

La promesa se desprende del
mismo: una de las prioridades de su ministerio, y del Gobierno
en general, es conseguir que los precios del acceso por banda ancha a
Internet estén “a la altura de los mejores de
Europa y del mundo“.

Y que todo va a seguir igual, salvo
cataclismo, es impepinable, solo que, a petición del Gobierno,
la CMT prepara un documentadísimo informe,
en el que nos demostraran que eso de que el ADSL es caro son
imaginaciones nuestras y que, en realidad, si España es
lugar turístico, es porque en todo el mundo nos envidian
nuestras lineas de alta velocidad, y se desviven por venir a
disfrutarlas.

Cargando...

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que estás de acuerdo, pero puedes optar por no seguir si lo deseas. Aceptar Leer más