La CMT resuelve a favor de las cableras

El conflicto se inició
hace año y medio, cuando la CMT consideró que,
dada la posición de privilegio de Telefónica,
las compañías con red propia podían cobrarle más
por usar sus líneas que a la inversa, en concreto un 30%
más.

Si una llamada originada en la red ONO,
por ejemplo, termina en la red de Telefónica, por ser
cliente suyo el receptor, la cablera debe abonar a Telefónica
una cantidad X, regulada. Si el caso es el contrario,
Telefónica debe abonar a ONO un total de X+30%.

Telefónica presentó
recurso contra esa resolución y hoy,
se lo han tomado con calma, la CMT se ratifica en ella y
Telefónica deberá abonar ese plus a las
operadoras con red de telefonía fija propia, y hacerlo,
ademas, desde el momento que se tomó la decisión, con
lo me deberá pagar todos los atrasos que se hayan
acumulado en este concepto.

Esta situación no es
irreversible, la CMT debe valorar la situación del
mercado cada dos años, con lo que, en cualquier
momento, puede decidir que la competencia de estas empresas a
Telefónica ya es de una envergadura tal que haga
factible que se vuelva a equilibrar esta particular balanza de pagos.

Estamos hablando de cuotas mayoristas
que, si bien es de tontos decir que no influyen en el usuario final,
no afectarán directamente nuestras facturas, por ahora.

Cargando...