El paraíso infernal de Viviane Reding

No hemos acabado aún con el canon, o
deseamos fervientemente que un tema tan abusivo como ése no haya
terminado, cuando el ruido de timbales y trompetas de guerra, es
decir, la dulce voz de Vivi entonando cantos de sirenas a la
comunidad internauta, nos pone de nuevo en alerta.

En una web de la Comunidad Europea,
desconocemos cuál y pensamos seguir en la más absoluta
ignorancia al respecto, aparece
la escalofriante amenaza que se nos lanza a todos: “Aviso a los
internautas: el paraíso está cerca
“. Falta por
saber qué concepto de paraíso tiene la Comisaria
Europea para la Sociedad de la Información
, no por
polémica en estos y otros lares menos ilustre, Viviane
Reding
. Esa frase muy bien se le podría haber espetado en
la Roma clásica a un cristiano antes de echarlo a los leones,
para levantarle la moral un poco.

Intentaremos explicarlo sucintamente:
la buena señora ha emplazado a asociaciones de consumidores, a
proveedores de contenidos, a operadoras de Internet y, en
general, a todos los implicados, a aportar su opinión y
sugerencias con vistas de crear un mercado de contenidos digitales
común para todos los países de la UE, y a que lo
hagan antes del 29 de febrero, que el tiempo es oro y más
si se tiene en cuenta que se intentan regular unos ingresos de unos
8.000 millones de euros, que es lo que se calcula que se
llegará a mover en el mercado de descargas de
contenidos en un par de años.

Su plan
para este mercado común paralelo se basa en cuatro puntos:

  • Que se pongan todos los
    contenidos en la Red, que, actualmente, hay mucha reticencia
    por miedo a la piratería y a la “piratería” por
    parte de algunos autores y compañías. Se recomienda
    buena voluntad a los implicados

  • Que las licencias de autor
    se legislen y sean válidas para todos los países
    miembros, para que las descargas online sean fácilmente
    explotables. Se recomienda buena voluntad a los implicados.

  • A estas alturas de la película,
    que se usen los DRM, sistemas de gestión digitales que
    las grandes discográficas están abandonando, como
    método de que los usuarios “sepan” qué límites
    legales tiene lo descargado. Se recomienda buena voluntad a los
    implicados en la creación de unas normas generales para que
    estos sistemas de limitación sean efectivos.

  • Colaboración de operadoras,
    SGAE´s y consumidores para la creación de un marco
    antipiratería que garantice, además de la amplísima
    oferta de contenidos del punto uno, la protección de las
    obras contra el intercambio no autorizado y que el acceso a esos
    contenidos nos cueste un riñón, hasta alcanzar los
    8.000 millones al año que están dispuestos a
    recaudar en 2010. Adivinad qué recomienda para el
    cumplimiento de este punto.

A falta de más datos,
recomendamos
que se vayan aflojando los adoquines de las calles, con vistas a
hacer barricadas en un momento dado. Y si alguien mientras va
preparando pancartas, sugerimos el tema de que un Gobierno, o
comunidad de gobiernos, debe garantizar acceso gratuito a la
cultura y a la información y que la copia privada es un
derecho.

Cargando...

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que estás de acuerdo, pero puedes optar por no seguir si lo deseas. Aceptar Leer más