Víctor Domingo (Presidente de la Asociación de Internautas): “El ADSL en España es el más caro y lento de Europa”

Es presidente de la
Asociación
de Internautas
desde 1998, experto en marketing
y comunicación
digital
, miembro permanente del Consejo Asesor
de Telecomunicaciones para la Sociedad de la Información,
CATSI,
vocal de la Comisión para el Seguimiento de la Calidad en la
prestación de los Servicios
de Telecomunicaciones del Ministerio de Industria

y colaborador habitual de medios
de comunicación tradicionales y digitales
.

Hace unos días
denunciaron el descenso de las líneas de banda ancha, ¿cuáles
son las razones a las que achacan este descenso en más de un
40% menos de contratación que el año pasado?

Básicamente los
precios del ADSL español, el más caro y lento de Europa
no bajan, los usuarios españoles pagamos algo más de la
media por acceder a Internet que nuestros colegas continentales.
Telefónica, por ejemplo, vende a los clientes de O2 en Reino
Unido un ADSL de ocho megas por menos de ocho euros al mes. En
España, el producto más parecido cuesta 39,07 euros
mensuales y es de tres megas e incluso de 1 mega. Por otra parte, y
esto es inaceptable, 4.000.000 de ciudadanos no tienen acceso a la
banda ancha en función del sitio donde viven. El Gobierno mira
para otro lado ante esta incapacidad del mercado por ofrecer un
acceso universal mediante banda ancha.

¿Considera el
servicio prestado por las operadoras el ADSL es caro en la actualidad
en España? ¿Qué precio consideraría
apropiado para un internauta con respecto a los servicios a los que
tenemos acceso en la actualidad?

Según
los datos de la CMT,
la factura media por acceso a Internet a alta velocidad, sin llamadas
ni cuota de línea, se sitúa en 31,1 euros. En medio de
esta crisis y, teniendo en cuenta que en España hay más
de 10.000.000 de mileuristas a los que esa factura les resulta
insoportable, el precio del ADSL debería ser inferior a los 10
euros mensuales para que realmente fuera asequible.

¿Cuál es
su opinión sobre las velocidades ofrecidas en nuestro país?
¿Qué cree correspondería a una sociedad cada vez
más conectada a Internet como la nuestra?

En una reciente encuesta
que realizó la Asociación sobre la percepción de
los internautas de la calidad de servicio que prestan las operadoras
y sobre una muestra de más 5.000 respuestas, obtuvimos estos
porcentajes en cuanto a las velocidades de conexión: el 36%
declara que la velocidad contratada es de 3 megas, un 13% señalan
velocidades inferiores, incluyendo los 512 Kbps; un 27% se sitúa
entre los 4 y los 12 megas (el 14% de los cuales corresponde a los 6
megas). Por último, el 17% afirmaba tener contratados 20
megas, siendo residual los que refieren los 25. No se puede decir que
en España naveguemos a grandes velocidades.

Ustedes, desde la
Asociación de Internautas, piden que se considere a la banda
ancha como parte de un servicio universal. ¿En qué
términos prácticos se traduce ese reconocimiento? ¿Qué
beneficios tendría para los internautas?

Básicamente
nuestra demanda es acabar con que 4.000.000 de españoles dejen
de ser ciudadanos de segunda y puedan acceder a Internet mediante
banda ancha. Sería necesario que el Gobierno pusiera en marcha
el Fondo de Compensación del Servicio Universal, ya sea
con apoyo financiero gubernamental o con criterios consensuados por
las operadoras de telecomunicaciones, que sirva apara acabar con este
desequilibrio democrático que impide avanzar en el desarrollo
de la Sociedad de la Información en España.

También han
expresado su deseo de que los precios de ADSL se liberalicen ¿podría
explicarnos un poco más las ventajas que ello traería a
los usuarios y las vías que cree necesarias para conseguirlo?

Efectivamente, en estos
momentos la liberación que tanto el Gobierno como la
CMT están auspiciando propicia que los internautas españoles
estemos costeando la reventa de servicio de Telefónica a los
operadores entrantes.

Para una mejora
real de las condiciones de provisión de servicios de acceso
a Internet de banda ancha
para el conjunto de ciudadanos y
empresas en España, sería además necesaria la
liberalización de precios de ADSL, liberando de la
carga tarifaria a los internautas que, a pesar de las dificultades,
están demostrando un dinamismo inusitado.

Por otro lado, sería
conveniente que de forma decidida adopten medidas que garanticen las
inversiones comprometidas por las operadoras e inviertan en el bucle
local
para que exista una COMPETENCIA REAL y aplicar un precio
máximo de referencia
, eliminando los vínculos de
los precios minoristas a la oferta mayorista de Telefónica al
resto de operadores, lo que les da un margen comercial mínimo
del 60%.

Todo esto implicaría
una reducción sustancial de la tarifa plana y
por ende la salvaguarda del interés general. Con ello, se
garantizaría entre otras cosas, que los consumidores de rentas
bajas tengan acceso a fórmulas tarifarias especiales o
que se beneficiasen de una ayuda particular, para que les sea posible
acceder al ADSL y hacer uso de él. Además, habría
que exigir a las empresas que asumiesen obligaciones de servicio
universal
, que respetasen un régimen tarifario o apliquen
una tarificación común, incluida una equiparación
geográfica, sobre el conjunto del territorio nacional.

Cargando...

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que estás de acuerdo, pero puedes optar por no seguir si lo deseas. Aceptar Leer más