Alemania rechaza las desconexiones por descargar

Alemania ha decidido
que la ley de los tres avisos, que termina con la deconexión
de los usuarios reincidentes en descargas consideradas ilegales, no
es apropiada ni para la propia Alemania ni para Europa.

En una reunión entre el
Departamento de Justicia y los proveedores de servicios, la
administración alemana ha llegado a la conclusión de
que la “ley Sarkozy” tiene infinidad de lagunas legales y
que es totalmente desaconsejable para todo el ámbito europeo.

“La primera vez que desconecten de
Internet a un ciudadano en Francia, se van a escuchar
las protestas hasta en Berlín”, declaró
Brigitte Zypries, Secretaria de Justicia.

Esta decisión es de enorme
importancia y no solo para los ciudadanos alemanes, sino para todos
los
europeos, que toman consciencia de que una norma tan
arbitraria no está de acuerdo con la legislación
europea.

El Parlamento de la UE ha
rechazado aprobar esta medida hasta tres veces, por suponer
una perdida de derechos de los ciudadanos, imposición de
censura previa, filtrado de redes, espionaje por parte de la
operadoras y otra serie de barbaridades que nunca pueden ser apoyadas
por las leyes de un estado de derecho.

Esperemos que esto frene algo aquí,
en España, donde los dos principales partidos políticos
andan sospechosamente de acuerdo en acabar con las redes P2P,
los del gobierno por su condescendencia con la SGAE y la
oposición porque cuando se declaró en contra del canon,
ya puso como ejemplo otros modelos de países cercanos, y no es
difícil deducir que el ejemplo a proponer es el de Francia.

Pero la realidad es que mal pintan las
cosas para los españoles, donde no hay reunión donde no
falte alguien. Cuando se reúnen operadoras y ejecutivo falta
la representación de los consumidores, cuando se reúne
SGAE y operadoras, ídem de lo mismo y cuando acuden los
consumidores a alguna reunión no asoma nadie más.
Industria y Cultura discuten, pero se echa de menos
que, como en Alemania, se decante el ministerio de Justicia.

Para poner la guinda al pastel,
Telefónica anda en misteriosos tratos con vete a saber
quien y como resultado
ya tenemos una ambigua nota
informativa
que da muy, pero que muy, mala espina.

Cargando...

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que estás de acuerdo, pero puedes optar por no seguir si lo deseas. Aceptar Leer más