Movistar pretende enfriar el mercado

Telefónica ha tenido que hacer frente a una situación económica complicada tras el pasado verano, cuando perdió 40.000 clientes de banda ancha al mes y sufrió también numerosas bajas en sus contratos de portabilidad.
Como consecuencia, hubo una gran bajada de precios en el sector móvil y banda ancha, intentando así frenar la pérdida de clientes que estaban sufriendo.
Por otra parte, ha llevado a cabo todo tipo de estrategias, como reducir las promociones y frenar el caudal de intercambios. El objetivo de ello es crear incertidumbre en el mercado y blindar su base de clientes. De esta forma, sus rivales reducirían sus promociones y ofertas.

Cargando...

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que estás de acuerdo, pero puedes optar por no seguir si lo deseas. Aceptar Leer más

Praesent elit. dapibus eget risus velit, Lorem dolor massa ut libero sem,