Objetivo: la compra de Telecable

Los últimos movimientos dentro del sector de telecomunicaciones de nuestro país están llenos de compras y fusiones.

Tras las fusiones, compras y OPAs amistosas de Jazztel y Ono lo único que queda por definirse es la situación de los operadores del Norte del país: Euskaltel, Telecable y la gallega R que acumulan importantes cuotas locales de mercado muy atractivas para los grandes operadores nacionales.

Por el momento, el primer paso lo ha dado la asturiana Telecable cuyos propietarios, a través de Goldman Sachs, ya estudian su venta y la han valorado en unos 560 millones de euros. Interesados en esta compra están cinco grupos distintos de capital de riesgo: BC Partners, Cinven, Providence, Advent y CVC, accionistas mayoritarios de la gallega Grupo R.

A esta batalla se ha sumado Euskaltel que ya ha hecho público de manera no oficial su intención de liderar la consolidación de las tres operadoras del norte. Esto ha llevado a la compañía asturiana a plantearse su venta, en concreto Carlyle que cuenta con el mayor número de participaciones ya ha encargado a Goldman Sachs que estudie la venta de su parte.

Por el momento los accionistas de Telecable han suspendido su salida a bolsa. Si esta fusión de operadoras del norte llega a producirse, se generará una clientela muy fiel fuertemente identificada con una marca local capaz de llegar a 600 mil clientes de banda ancha y 850 mil de móvil.

Cargando...

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que estás de acuerdo, pero puedes optar por no seguir si lo deseas. Aceptar Leer más

suscipit quis, commodo ut ipsum Praesent vel,