Echamos un vistazo al set-top box de Tviso

Antes de entrar en materia, una advertencia: el producto del que vamos a hablar no está, ni de lejos, finalizado, sino que es una versión previa, de trabajo y para pulir errores, con lo cual no podemos dar un veredicto definitivo, aunque sí una aproximación de lo que va a ser en un futuro próximo.

Y, desde estas líneas, un agradecimiento a la gente de Tviso, que ha tenido la amabilidad de responder en seguida a nuestra petición y de enviarnos uno de sus primeros dispositivos para nuestra evaluación.

Una caja para dominarlos a todos

La idea de Tviso TV es excelente: poder disfrutar, desde un solo set-top box, de todos los servicios y contenidos de vídeo que tengamos contratados o sean accesibles gratuitamente.

Si eres usuario del servicio de Tviso (y, si no lo eres, ya tardas), es lo mismo que disfrutar de este sin tener que cambiar de reproductor para ver los contenidos. Si no lo eres, lo que te permite es buscar contenidos en Netflix, Movistar+, Vodafone TV o Bein Connect desde una sola interfaz en vez de tener que recorrer cada una de las apps o dispositivos para encontrar una película o una serie.

Además, Tviso también dispone de un motor inteligente que le permite ofrecer a cada uno de sus usuarios contenidos recomendados según sus preferencias, de forma que el sistema va aprendiendo sobre lo que vemos, y nos recomienda en función de ello.

El único problema del servicio web y la app es que, si bien la búsqueda está integrada, la reproducción se realiza en cada uno de los players de los servicios… hasta la llegada del set-top box Tviso TV, que podríamos resumir como una caja que permite lo mismo pero, además, reproduciendo desde la misma interfaz.

Una instalación simple

Vuelvo a repetir que el set-top box que nos han hecho llegar a esta redacción es un modelo previo, ni siquiera la plataforma hardware es la definitiva, aunque la de software va a presentar la misma interfaz que ya hace tiempo disfrutamos en el servicio online y en la app móvil, una interfaz simple que ha madurado con el tiempo.

El dispositivo viene acompañado de un mando a distancia que no necesita que le cambien las pilas, sino que se carga mediante un puerto microUSB. En un lado es el típico mando a distancia que dispone de botones como subir y bajar el volumen, las flechas de dirección, o seleccionar la opción resaltada, mientras que por el otro es un completo teclado QWERTY que se utiliza para introducir las palabras clave por las cuales buscaremos.

El set-top box también dispone de puertos USB, un puerto de red Ethernet (además de Wi-Fi), el HDMI para conectarlo al televisor o monitor, y un slot para tarjeta SD.

Su instalación es extremadamente simple, y se realiza a través de un asistente, cuyo primer paso es la selección de idioma, estando disponible en catalán y castellano.

Seguidamente deberemos ajustar la pantalla; nuestro dispositivo deberá saber donde se encuentran los límites de esta para poder presentar perfectamente todo el contenido y que no nos perdamos ninguna parte de la película o el episodio de la serie que estemos viendo.

En esta imagen se muestra la parte del asistente dedicada a calibrar la pantalla. Clic para ver la imagen a tamaño completo
En esta imagen se muestra la parte del asistente dedicada a calibrar la pantalla. Clic para ver la imagen a tamaño completo

Esta operación se lleva a cabo mediante las teclas de dirección a la derecha y la izquierda del mando a distancia, y seguidamente pasamos a probar el mando a distancia.

Punto y aparte para este, que es un “air mouse”, es decir: tendremos un puntero en pantalla (de forma redonda) que moveremos desplazando el mando en el aire, a través del espacio tridimensional y no sobre una superficie. No cuesta nada hacerse con su control, en solamente unos minutos de uso ya le habremos encontrado la cadencia de uso y acertaremos perfectamente en los iconos.

Prueba del mando durante la configuración del set-top box. Clic para ver a tamaño completo
Prueba del mando durante la configuración del set-top box. Clic para ver a tamaño completo

El teclado que encontramos en su lado inferior es muy correcto, suficientemente pequeño para que el tamaño del mando sea cómodo en nuestras manos, pero con unas teclas suficientemente grandes y espaciadas como para que sea cómoda la actividad de teclear.

De hecho, tampoco es necesario un teclado convencional, pues el objetivo no es el de tener un pequeño ordenador para tareas de todo tipo, si no disponer de un teclado suficientemente útil como para introducir las cadenas de búsqueda y, en la fase de configuración, parámetros como la contraseña del Wi-Fi.

Después de conectarnos a la Wi-Fi doméstica, el asistente nos solicitará que entremos al servicio mediante nuestra cuenta de Tviso (que podemos dar de alta en el sitio web de la compañía).

Una interfaz ya conocida

Como he dicho antes, la interfaz de usuario de Tviso es la misma que podemos encontrar en el servicio online o en la app para Android o iOS de la compañía, solo que adaptada para su uso con el mando a distancia en un set-top box.

La interfaz de usuario. Clic para ver a tamaño completo
La interfaz de usuario. Clic para ver a tamaño completo

Por ejemplo, las emisiones televisivas en directo disfrutan de mayor protagonismo, con un botón dedicado en la interfaz, y que nos permite llegar hasta los canales que también tenemos en la TDT, pero que emiten a través de tecnología IP.

Si disponemos de cuenta en servicios de vídeo a la carta de pago, como es el caso de Netflix, Movistar+ o Vodafone TV entre otros, las podremos configurar para poder buscar entre sus contenidos y disfrutar de lo que podemos ver también a través de estos otros canales.

El inconveniente que le encuentro a, por ejemplo, mi suscripción a Movistar+ (y esto ya viene de antes, del propio servicio, no del set-top box) es que me muestra también películas y series a las que solo puedo acceder si mejoro mi suscripción en el servicio de pago, algo de lo que me informa sólo después de haber hecho clic en el contenido en cuestión para verlo.

Entonces, si hace lo mismo que la interfaz web o la app para plataformas móviles ¿qué gracia tiene embutir este sistema en un dispositivo dedicado como es este set-top box? Muy simple: hasta ahora, tanto en la web como en la app, para ver un contenido teníamos que recurrir a un servicio externo, mientras que con el presente set-top box podemos disfrutar de todos nuestros servicios de contenidos de pago, y de los gratuitos, desde un sólo aparato, sin tener que estar cambiando de aparatito o de dispositivo de visualización, pues la reproducción se realiza toda (independientemente del canal que sea (Netflix, Movistar+, televisión por IP,…) desde la misma interfaz.

No obstante, no hay un “player” unificado para todos los servicios de vídeo, sino que con cada contenido de distinta procedencia, se carga el reproductor del servicio que proporciona el contenido. Gracias a ello, podemos disfrutar de funcionalidades como la versión original, que nos ofrecen algunos de los servicios que podemos configurar en nuestra cuenta de Tviso.

Por lo tanto, podemos prescindir de la “caja” de Movistar+, de la instalación de Netflix en nuestro smart TV, y de ir cambiando entre los dos, para controlarlo todo desde un solo dispositivo, un solo mando a distancia, y una sola interfaz, pero sin perder un ápice de funcionalidad.

Además de la comodidad que esto supone, también se unifican las búsquedas, de forma que ahora ya no tendremos que navegar entre diferentes dispositivos y servicios para poder encontrar una película o serie en concreto, sino que ya buscaremos una sola vez y en todas las fuentes de las que disponemos.

¿Le falta algo? Posiblemente; a mi me gustaría que incluyera fuentes IPTV para poder ver canales de noticias de 24 de fuera, como Al Jazeera English, BBC, RAI News 24, o France 24 entre otros (me he equivocado y había incluido algunos que sí están presentes, pero la disponibilidad de estos canales depende de TViso, y ellos dependen de que haya una fuente de vídeo pública en abierto), y que también se integrara con PopcornTime, pero probablemente esto son cosas que legalmente no pueden hacer desde Tviso, así que… si nos quedamos dentro del marco legal reconocido y en el que se puede “jugar” sin riesgo, este dispositivo es probablemente una comodidad que redunda en un ahorro de tiempo que irá muy bien a los consumidores de contenidos que disponen de varios servicios contratados.

Además, su guía visual resultará tremendamente práctica a todo el mundo. Se acabó también el navegar a través de menús diferentes para ver qué es lo que hacen en servicios distintos. Como el famoso anillo de las películas, con este “cacharro” (dicho esto en términos cariñosos) los dominaremos a todos.

Pequeños problemas a solucionar

No puedo hablar de los problemas más evidentes aquí porque es un producto en fase desarrollo y, como tal, es lógico que esté sujeto a errores en su funcionamiento, propios de una fase de pruebas como en la que se encuentra, y que deberán ser corregidos antes de su lanzamiento.

En este sentido, lo que más “baila” es la plataforma hardware y ciertas funcionalidades relacionadas con esta, aunque la interfaz es la que ya conocemos y que ha ido madurando a lo largo del tiempo, demostrándose útil y cómoda, y a la cual se añade la facilidad de reproducción desde una sola interfaz.

A medida que nos vayan actualizando el software a los betatesters, podremos ir evaluando, así que os iré comunicando las principales novedades que vayan habiendo al respecto.

Conclusión

Sin lugar a dudas recomiendo… perdón, recomendaré cuando esté acabado, este set-top box a aquellos que quieran disfrutar de su televisión sin preocuparse a buscar entre las varias fuentes gratuitas y que puedan tener contratadas.

Su guía visual, el hecho de que sea un único aparato desde el cual centralizar nuestro entretenimiento… simplemente me parece una idea genial que me -nos- facilitará mucho la vida a la hora de disfrutar de nuestras horas de ocio frente al televisor.

Share

Categorias: Nacional

Etiquetas: ,

Deja un comentario!