Decide qué aplicaciones se ejecutan al inicio de Windows

0

Uno de los procesos que nos molesta más es el del arranque del sistema operativo Windows de nuestro ordenador. Que no podamos empezar a hacer lo que queremos todavía es algo molesto cuando nos encontramos ante la pantalla mano sobre mano.

Y si a ello le añadimos que el proceso de arranque se va haciendo más lento a cada día que pasa, la experiencia se va tornando también cada vez más decepcionante.

Las aplicaciones que instalamos en Windows pueden tener buena parte de la culpa de que el arranque de la máquina sea lento, ya que muchas de ellas instalan “agentes” (pequeños programas que llevan a cabo tareas paralelas a la principal de la aplicación) que arrancan al inicio del sistema, o incluso precargan una buena parte de la aplicación para que después sea más rápido acceder a ella.

Un ejemplo de este comportamiento es la suite ofimática LibreOffice, aunque en su proceso de instalación, esta nos ofrece no cargarse al inicio del sistema.

Si quieres acelerar el arranque de tu ordenador, te traigo buenas noticias: es posible elegir, de entre las aplicaciones que se inician con el sistema, cuáles lo harán y cuáles no. Dicho de otra forma: podemos prohibirle a una aplicación que se cargue de forma automática cuando se inicia Windows.

Para ello, tenemos que hacer clic con el botón derecho del ratón sobre cualquier punto de la barra de tareas que no contenga un icono o el botón de una aplicación, y del menú que surgirá en nuestra pantalla, hacer clic con el botón izquierdo sobre la opción Administrador de tareas:

Menú que obtendremos y opción a seleccionarLo que obtendremos será una nueva ventana, la del Administrador de tareas, en la cual podremos apreciar numerosas pestañas. Deberemos hacer clic sobre la titulada Inicio:

Una vez cargado el Administrador de tareas, iremos a buscar la pestaña con las opciones de carga de programas al iniciar el sistemaEste apartado nos resume todos los programas que se cargan al iniciar el sistema. Fijémonos en la columna titulada Estado, en la que todos los programas de esta lista constan como Habilitado. Solamente hay que ir seleccionando aquellos programas que no queramos que se carguen al inicio del sistema y pulsando el botón Deshabilitar que cambiará su estado a deshabilitado:

Así se deshabilitan las aplicaciones en el inicio de WindowsA partir del siguiente reinicio, las aplicaciones que estén deshabilitadas ya no se cargarán automáticamente con el sistema, aligerando su arranque.

Cargando...

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que estás de acuerdo, pero puedes optar por no seguir si lo deseas. Aceptar Leer más