StarTech DKT30CHV: el dock imprescindible para tu laptop que también porás utilizar en tu smartphone

0

Cada vez se están poniendo más de moda los ordenadores portátiles ultraligeros que solamente presentan un puerto USB-C. Yo mismo me compré hace cosa de más de año y medio, uno de los nuevos MacBook de Apple, que disponen de dicho puerto y un puerto de minijack de 3,5 mm para la conexión de auriculares.

Gracias a utilizar solamente un puerto para la alimentación y la conexión de dispositivos, estos dispositivos pueden reducir mucho el tamaño, y yo me he podido permitir el auténtico lujo de comprarme una batería externa (una GoPower USB-C de Kanex) que me permite duplicar la autonomía de mi máquina, con lo que ya me puedo olvidar de enchufes cuando paso el día fuera o me voy de viaje.

Pero además de ventajas, el uso de un sólo puerto USB-C también presenta inconvenientes a nivel de funcionalidad, ya que nos veremos muy limitados en lo que se refiere a lo que podemos conectar a nuestro ordenador.

Yo, por ejemplo, junto a mi Macbook me compré también un adaptador que me permite conectar llaves USB convencionales (de Tipo A), un conversor que por un lado se conecta al puerto USB-C del MacBook y, por el otro, dispone de un puerto USB-A hembra para conectarle una llave USB u otro dispositivo que presente conectividad USB “convencional”.

Pero, con esto, no es suficiente; cuando llega el momento de conectarme a la red en un sitio en el que no hay Wi-Fi si no solamente red de cable Ethernet (cosa que pasa en algunas empresas por motivos de seguridad), o bien de conectarme a un monitor externo, me hallo con un problema insalvable.

No siempre es necesario llevar encima un adaptador de estos tipos, ya que de las veces que meto mi ordenador en la mochila o el maletín para trabajar fuera de casa, muy pocas necesito conectarlo a una red de cable o a un monitor externo, máxime cuando acudo a algún congreso (muchas veces la Wi-Fi no está bien dimensionada y se colapsa) o bien cuando voy a realizar alguna presentación.

Para esos casos ¿no sería mejor disponer de un adaptador que lo tuviera todo? De esta forma, meteríamos un sólo aparato en la mochila, que nos valdría para todas las ocasiones. Y es aquí donde entran en escena los llamados docks.

Estos tienen una estructura de mayor tamaño que un adaptador simple pero también alojan una mayor cantidad y variedad de puertos, multiplicando sus posibilidades.

Tenemos dos tipos de dock acorde con su orientación: para conectar el ordenador cuando estamos en la oficina o en nuestro hogar, y que acostumbran a estar alimentados externamente así como a proporcionar alimentación al ordenador al que se conecta y, por otra parte, tenemos los docks para trabajar sobre el terreno, que no necesitan alimentación externa pero tampoco la proporcionan, alimentándose a través del bus del propio USB-C.

Estos últimos no solamente no alimentan al ordenador, sino que aceleran el consumo de la batería, ya que ellos mismos necesitan energía para funcionar. Pero, al menos, proporcionan la ventaja de no requerir un enchufe cerca.

¿Por qué el DKT30CHV?

Startech.com es una compañía fabricante de hardware especializada en la producción, distribución y comercialización de accesorios para computación, tales como cajas para conectar externamente discos duros concebidos originalmente para ser montados dentro de los ordenadores, placas adaptadoras para conectar una unidad de almacenamiento de un tipo a un puerto distinto, cables y, naturalmente, docks.

Su lista de docks, tanto pensados para sobremesa como para trabajar sobre el terreno es inmensa, así que ¿por qué he elegido precisamente el modelo DKT30CHV?

Y la respuesta a esta pregunta es muy simple: porque es el más pequeño que dispone de todos los puertos que necesito.

Tiene:

  • 1 puerto para pantalla HDMI
  • 1 puerto para pantalla VGA
  • 1 puerto USB 3.0 de tipo A
  • 1 puerto Ethernet de velocidad Gigabit

Detalle del dock de StarTech.comNo tiene puertos USB-C ni entrada de alimentación, lo cual supone el handicap antes comentado, de que gasta de la batería sin cargarla.

Uno podría preguntarse por qué VGA cuando es mucho mejor un monitor HDMI y a día de hoy ya cualquier pantalla o televisor mínimamente moderno incluye uno de estos puertos. Nuevamente, la respuesta es simple: porque los proyectores de muchas salas de conferencias todavía son exclusivamente VGA.

El DKT30CHV no requiere prácticamente de drivers; en el caso de macOS, solamente un driver para reconocer la tarjeta de red, mientras que para el resto de puertos no es necesario. El driver de red se descarga desde la web de Startech.com y se instala de forma muy fácil.

He probado este dock con mi Macbook y también -y ya os adelanto algo del final- con un smartphone Huawei Mate 20 Pro, y he quedado más que satisfecho con él, muy contento.

Todoterreno para un ordenador

Una vez probados todos los puertos, tanto los dos de vídeo como el de red y el USB, su funcionamiento ha sido perfecto. En el caso de los puertos de vídeo, con solo conectar el cable y encender el monitor, el sistema lo ha reconocido automáticamente y ha duplicado la pantalla al monitor externo, adaptando su resolución.

Si nos conectamos a través de HDMI, la resolución máxima es de 3840×2160 (4K UHD) a 30 Hz, mientras que si lo hacemos por el puerto VGA podemos llegar a 2048×1280 también a 30Hz. En cualquiera de ambos casos, la calidad del vídeo es muy buena, permitiéndonos convertir nuestro portátil en un sobremesa aunque sea temporalmente (recordemos que al conectar el dock, perdemos la alimentación).

Vista frontal de los puertos de este dock
Vista frontal de los puertos de este dock

En mi casa he podido probarlo, como mucho, con un televisor Philips Full HD (que es lo que tengo; se acerca Navidad, si alguien quiere hacerme un regalo… O:-) ) logrando una resolución de 1920×1080 a 60 Hz.

La configuración de pantalla doble del Mac al conectarlo con este dock externo al televisor
La configuración de pantalla doble del Mac al conectarlo con este dock externo al televisor. Clic para ver a tamaño completo
El "montaje chapucero" que he tenido que hacer para probar el dock en mi televisor
El “montaje chapucero” que he tenido que hacer para probar el dock en mi televisor. Clic para ver a tamaño completo

Eso sí, el consumo energético se ha disparado, consumiendo un 3% de batería en apenas cinco minutos de operativa. Es posible que, con un rato de uso, el consumo se estabilice y tienda a un poco menos pero, no obstante, es un parámetro que habrá que vigilar de cara a posibles presentaciones, ya que no sería nada agradable quedarnos sin batería al cabo de un rato de empezar, algo que podría suceder si ya hemos estado trabajando en desconexión con el ordenador con anterioridad y no tenemos la batería al 100%.

Configuración de red del MacBook estando conectado con la Ethernet de cable del dock
Configuración de red del MacBook estando conectado con la Ethernet de cable del dock. Clic para ver a tamaño completo

También útil para el teléfono

Ya os lo he adelantado antes, pero tampoco he podido resistir la tentación de probarlo con uno de los nuevos smartphones con puerto USB-C y un software que convierte al sistema operativo Android en un sistema de sobremesa con barra de herramientas y ventanas, de forma que puede sustituir a un ordenador.

Concretamente, se trata del Huawei Mate 20 Pro, un teléfono de gran potencia con procesador de ocho núcleos, 6 GB de memoria RAM y 128 GB de almacenamiento. Dicho terminal incorpora un modo PC, que además de activarse cuando le conectamos un cable HDMI, también puede hacerse de forma inalámbrica si el monitor al que lo conectamos es compatible Miracast… cosa que no pasa en mi casa. Por ello, ni corto ni perezoso, decidí probar el DKT30CHV conectándolo al móvil.

Al conectarlo al dock y este último al monitor mediante un cable HDMI, inmediatamente se inicia el modo de sistema de escritorio, con una visualización perfecta. La interfaz VGA no funciona, pero no es de extrañar: es analógica, no digital.

El Huawei Mate 20 Pro conectado al dock de StarTech.com con salida de vídeo en modo PC en el televisor
El Huawei Mate 20 Pro conectado al dock de StarTech.com con salida de vídeo en modo PC en el televisor. Clic para ver a tamaño completo

Otro puerto que sí funciona es el USB, lo que nos permite conectar un dispositivo de almacenamiento (como una llave USB o un disco duro externo) para copiar sus archivos o volcar archivos.

Para probar el puerto de red Ethernet, apagué los datos móviles y la Wi-Fi. No obstante, no funcionó (tampoco le habría encontrado mucha utilidad, pero ya puestos en faena).

La conclusión: dos de cuatro y me he ganado otro ordenador aún sin tener un monitor compatible con Miracast. No obstante, vuelvo a tener el mismo problemilla que con el ordenador: el consumo se dispara. Un 4% en cinco minutos de uso, lo que me lleva a concluir que, con este dock, conectar el teléfono a un monitor externo va a ser algo esporádico.

Valoración global

El dock DKT30CHV de Startech.com se revela como un dispositivo muy práctico que, además de servir a tu ordenador, también lo hará para tu teléfono. Su conjunto de puertos es el mínimo indispensable para sobrevivir en la jungla tecnológica actual, proporcionándonos la conectividad necesaria para afrontar un 99% de los escenarios.

El único inconveniente viene dado por su naturaleza de dock no alimentado externamente: que nos consume parte de la batería. Pero todo, como en la vida, no puede ser.

El dock USB-C para laptop y smartphone DKT30CHV de StarTech.com tiene un precio de 102,99 €+IVA en la tienda online de la misma StarTech, con una garantía de tres años. Ingran Micro es distribuidora de StarTech.com en España, por lo que los dispositivos de esta última marca fabricante también pueden encontrarse en tiendas.

Cargando...

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que estás de acuerdo, pero puedes optar por no seguir si lo deseas. Aceptar Leer más