Adamo cierra una ronda de financiación para cablear zonas rurales

La operadora Adamo ha anunciado que ha cerrado una ronda de financiación por valor de 100 millones de euros, la cual le permitirá expandir su red de fibra óptica en las poblaciones rurales, un caballo de batalla muy olvidado por las principales compañías del sector, que apuestan por las grandes urbes, y en el cual Adamo se las verá, sobre todo, con las operadoras locales.

Con esta inyección de capital, Adamo espera llevar la fibra de alta velocidad (la firma ofrece velocidades de hasta 1 Gbps) hasta un millón de hogares y empresas en el ámbito rural a lo largo de los dos próximos años.

Para su despliegue, Adamo cuenta con un modelo basado en llegar a acuerdos con operadoras locales para compartir redes y, por lo tanto, sus costes de mantenimiento y explotación.

Además de la oferta de conectividad a través de fibra, Adamo también ofrece servicios de telefonía fija y móvil (estos últimos como OMV) tanto para consumidores finales como para empresas.

La empresa se muestra dispuesta tanto a la realización de absorciones de otras operadoras como de fusiones.

La presente inyección de capital viene de la mano de la firma de inversiones EQT Mid Market Europe, la cual gestiona un fondo de inversiones valorado en 1.600 millones de euros, y que posee una dilatada experiencia en el sector de las telecos europeas.

Estrategia alineada con la agenda digital del gobierno para el entorno rural

Según la propia Adamo, su estrategia de expansión para los próximos veinticuatro meses se alinea con la Agenda Digital Rural del Gobierno de España, mediante la cual se pretende proporcionar cobertura y servicios de banda ancha a nueve de cada diez municipios con una población inferior a los 5.000 habitantes antes del 1 de enero del 2020.

Cargando...