¿Cuando podremos disfrutar de la 5G?

0

Tras unas cuantas ediciones en las que se han ido cantando las virtudes de la 5G, la de este año del Mobile World Congress ha marcado el punto de partida al despliegue de las infraestructuras de la nueva generación de conectividad celular, lo cual nos lleva a preguntarnos si esta nos llegará en un plazo inferior, igual o incluso superior al que lo hizo la 4G.

Y precisamente, aproveché el Mobile para preguntar, por sus pasillo y diversos eventos, la opinión a algunos de los actores implicados, tanto operadoras, como fabricantes de terminales o equipamiento. Y he tenido argumentos a favor tanto de una como de otra postura.

Más industrias implicadas, pero…

Tal vez el mejor argumento que he podido encontrar a favor de una rápida implantación y despliegue de la 5G es el de que en esta hay más campos industriales y empresariales implicados. Me explico.

Por ejemplo, cuando comenzó el despliegue de la 4G, los coches conectados que utilizaban servicios online eran una rareza, mientras que hoy son algo común, y las fabricantes de vehículos se frotan las manos con lo que podrán hacer en sus coches con la 5G: distribución de contenidos audiovisuales para entretenimiento de los pasajeros, servicios de tráfico en tiempo real, etc.

Lo mismo aplica para todos los fabricantes de los distintos sistemas para el hogar conectado que pueden funcionar con conectividad celular de quinta generación, especialmente los dedicados a la seguridad (que de esta forma continúan funcionando si se corta el cable de la red).

Es decir: la industria del automóvil y los fabricantes de dispositivos de la IoT (como los de seguridad) harán de tractor de la nueva tecnología de conectividad, exigiendo a las operadoras la implantación de redes compatibles, ya que ello supone más ventas para ellos.

No obstante, y si analizamos bien a quién beneficia este argumento (a las industrias fabricantes de los dispositivos), por lógica llegaremos a lo que puede, precisamente, suponer un freno: la implicación de las mismas industrias en el despliegue de las infraestructuras.

Porque es muy fácil llamar a las puertas de las operadoras que han de extender la red, pero una vez interpeladas, estas seguro que no van a querer hacerse cargo de comprar todo el pastel si también se lo van a comer otros, así que demandarán inversiones conjuntas o, por lo menos, algún tipo de participación económica de los tejidos industriales que vayan a sacar partido, y que vaya más allá de solamente adquirir líneas de datos a la operadora.

La carta de las infraestructuras más versátiles

Antenas más pequeñas, que pueden cubrir mayores áreas, y que disminuyen el número de dispositivos conectados para cubrir más frecuencias. La infraestructura de telecomunicaciones se ha desarrollado, y ahora es -por lo menos en teoría- posible incluso ahorrar a medio plazo, cambiando la infraestructura existente para 3G y 4G con la de 5G, que es retrocompatible con las frecuencias y servicios anteriores.

Este va a ser un punto importante para las operadoras, que pagan licencias para ubicar torres, y naturalmente el material que estas albergan.

Va a haber que hacer números, y juzgar si es más beneficioso ir cambiando las infraestructuras instaladas teniendo en cuenta que tal vez será posible resituar unas torres y abandonar otras (con lo que los alquileres anuales disminuirían), o bien pesará más el precio de la adquisición e instalación del nuevo material (junto a la adecuación de la red).

Ello no decidirá si el cambio se va a hacer, porque en algún momento se hará sí o sí, aunque sí será uno de los factores que decida su ritmo.

Obviamente, la disponibilidad abundante de terminales en el mercado que dispongan de módems 5G también será otro factor, pero con estos dos que he expuesto, me han quedado suficientes dudas para no poder afirmar rotundamente una rápida expansión de la 5G, pero tampoco lo contrario.

Creo que habrá que esperar todavía hasta final de año para ver cómo se mueve el conjunto de la industria de las telecomunicaciones y, entonces, ver qué tal.

Cargando...