Aumentan las quejas por conexión a la operadora andorrana cerca de la frontera

Año 2019 después de Cristo, toda Europa occidental carece de roaming. ¿Toda? ¡No! un pequeño país pirenaico se resiste todavía a formar parte de la Zona 1 de roaming y persiste en mantenerse en la Zona: Andorra.

La salvedad es que dicho país no está poblado por galos irreductibles, ni tampoco parece que tengan poción mágica, si no es que el queso que acostumbran a traerse los turistas que también aprovechan para esquiar, cuente como tal, pero los golpes que en los cómics de Astérix reciben los romanos, aquí parece que los reciben quienes no entran al país pero bordean sus fronteras… en forma de factura del móvil.

Que Andorra no se encuentre en el listado de países de la Zona 1 de roaming significa que carece de un acuerdo que le permita eliminar estos costes de quienes vienen de fuera y se conectan a las redes de Andorra Telecom, la operadora del país. Esta también puede captarse en zonas más allá de la frontera, lo que lleva a que algunas personas que ni siquiera entran al país, se conecten a sus redes y tengan que abonar cargos en concepto de roaming.

Y la Agencia Catalana del Consumo ha notado últimamente un incremento en las quejas en este sentido, incluso de personas que residen en La Seu d’Urgell, municipio de la provincia de Lérida que dista unos 10 km de la frontera andorrana.

En declaraciones a la radiotelevisión andorrana, Carles Casadevall -portavoz de Andorra Telecom- ha asegurado que comprobarán cual es el problema, pero ha negado que su señal pueda llegar a La Seu d’Urgell.

Al mismo tiempo, también ha indicado que es responsabilidad de las operadoras españolas cubrir desde la frontera con el país pirenaico hacia el interior, insinuando una falta de inversión y de motivación por parte de las operadoras españolas para desplegar las infraestructuras necesarias en la frontera.

El mismo casadevall ha asegurado que la misma situación también se ha dado con Francia al otro lado de los Pirineos.

Consejos para no incurrir en gastos de roaming

Andorra no es el único país de Europa occidental que se encuentra fuera de la zona 1 de roaming y, por lo tanto, que aplica sobrecargos a los usuarios que se conectan a sus redes. Otros países y dependencias en los que pasa lo mismo son Mónaco, Suiza, las islas de Jersey y Guernesey, San Marino o Albania, entre otros.

Con la abolición del roaming dentro del territorio de la Unión Europea, muchas personas activaron en sus teléfonos la opción de que el terminal se conecte a la red de datos incluso estando en roaming, fuera de las redes del país de origen.

Si tenemos que movernos en un país de la Unión Europea pero en una zona limítrofe con un país que no se encuentra dentro de la zona 1 de roaming, como es el caso de Andorra, deberemos volver a desactivar este switch para evitar que nuestro terminal se conecte a datos en dicha zona e, incluso, podemos recurrir a ponerlo en modo vuelo y conectarlo a una red Wi-Fi de confianza para utilizar las apps, en caso que no lo necesitemos con urgencia.

Cargando...